scorecardresearch

Las obras en la variante vuelven a atascar Salas de camiones

F.T.
-

Hace dos meses se desvió el tráfico para parchear la circunvalación de la N-234 y ayer se repitió la escena

Por algunas calles de Salas de los Infantes dos camiones pasan con bastante dificultad a la vez. - Foto: F2 Estudio Rebeca Ruiz

La escena de los camiones pasando por el centro de Salas de los Infantes, por algunas calles con bastante dificultad cuando se cruzan dos, no es nueva, como tampoco es nuevo que se tengan que cortar la variante de las carretera N-234 para parchear un asfalto que vienen dando problemas desde que hace más de una década se inauguro esta circunvalación para descongestionar el tráfico de la ciudad.

En noviembre del año pasado ya se cortó la variante para intervenir en algunas de las zonas en las que el firme presentaba problemas, unos que según manifiesta el alcalde de Salas, Francisco Azúa, tienen su origen en que para la cimentación se empleó tierra vegetal, «y con el peso de los camiones hay tramos que se rehunde y ahora lo que hacen es tapar los baches, nada más, pero lo que necesita la variante es una actuación integral para resolver el problema de estructura que tiene desde el principio».

«La semana pasada nos avisaron que el tráfico se iba a desviar por la ciudad, pero no nos han dado más explicaciones ni nos han dicho los días que va a estar trabajando», asegura el alcalde salense, quien confía en que las obras duren pocos días y se normalice el tráfico por el centro de la ciudad.

Al margen de la intervención que se está haciendo estos días y de la del año pasado, la última actuación de calado en la variante, que va desde Salas hasta Hacinas, se realizó en diciembre de 2019. En aquella ocasión se actuó entre los kilómetros 439 y 437, con una reparación localizada de zonas con agotamiento estructural mediante demolición de firme existente, excavación mecánica y posterior extendido de material granular y bituminoso, lo que también se está haciendo estos días en algunos puntos concretos.

actuación global. El lamentable estado de esta variante, que lleva en servicio catorce años, motivó el año pasado una pregunta del senador del PP Javier Lacalle al Gobierno, incidiendo en el peligro que supone el pésimo estado de conservación de los 3,5 kilómetros que tiene. En su respuesta, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana manifestó que era «consciente del estado del firme en ese tramo» y que estaban «llevando a cabo las actuaciones técnicas preparatorias de una actuación más global en toda la variante para eliminar los deterioros existentes». En la respuesta no se concretaba más datos sobre esa actuación global, el tipo de intervención, los plazos previstos o el coste estimado.

Mientras llega esa solución, y se ejecuta, los vecinos de Salas y de la comarca, así como los numerosos usuarios de la N-234, soportan de una nueva intervención que, como apunta el alcalde salense, «es un parche más» que no soluciona el problema de fondo, y que viene a incrementar el tránsito de camiones, que ya es alto por el retraso en la ejecución de otra variante.