Atención Primaria mantiene las guardias de urgencias

G.G.U.
-
Atención Primaria mantiene las guardias de urgencias

La gerente provincial sostiene que están analizando otras medidas, como unificar este servicio ambulatorio en el Divino Valles. Persiste el conflicto laboral y las críticas de los profesionales hacia la Junta

La gerente de Atención Primaria, Aser Morato, reiteró ayer que los médicos de cabecera de centros de salud de la capital en los que no hay Urgencias tendrán que cubrir catorce horas diurnas de este servicio en el Punto de Atención Continuada de Gamonal al mes para mantenerlo tal cual funciona ahora. «Revertir la jornada complementaria de los facultativos urbanos significaría cerrar este PAC, porque no lo podemos cubrir de otra forma», sentenció Morato, pidiendo tranquilidad a los facultativos afectados: los menores de 55 años que no tienen causa objetiva para no hacer guardias. Así, subrayó que «esto es una situación temporal, mientras se valoran otras opciones».
Morato explicó que están analizando cómo «hacer más eficiente y cómo mejorar la atención continuada» en Primaria. Y aseguró que entre las opciones que están contemplando hay dos propuestas del Colegio de Médicos de Burgos (Combu):  unificar las urgencias ambulatorias en el Divino Valles en lugar de mantenerlas en los centros de salud de Gamonal y San Agustín o, también, implantar una atención continuada en cada centro de salud hasta las 21.00 horas. «Hay distintas alternativas, que tendremos que valorar para que el grueso de horas a cubrir en el PAC de Gamonal sea mucho menor y no sea necesario que entren facultativos urbanos. Pero esto hay que valorarlo con el Combu, con los coordinadores de los centros de salud y también con la Gerencia Regional de Salud que, sin ninguna duda, analizaría la viabilidad de nuestra propuesta», comentó Morato, cuando se le preguntó si la Gerencia de Atención Primaria de Burgos tendría autonomía para tomar estas decisiones sin contar con el beneplácito de Valladolid.
En cualquier caso, Morato insistió en su llamamiento a la calma y recordó que solo ha pasado una semana desde que se implantó la denominada jornada complementaria. Admitió que es «un trabajo añadido» para los profesionales», pero insistió en que «hemos intentado que sea la mínima necesaria y algo temporal». Así, recordó que a los 40 médicos de cabecera de Burgos afectados se les ha planteado que hagan 14 horas de guardia diurna al mes, repartidas en dos turnos de siete horas en tardes de días laborables o una jornada completa en fin de semana o festivos. «En total, 168 horas al año. Y a los médicos rurales, por ejemplo, les exigimos una jornada complementaria de hasta 834 horas al año», apuntó, para defender la legalidad de una medida que otros facultativos asumieron hace tiempo.
Hasta el pasado 2 de enero eran seis médicos de área los que se encargaban de la atención continuada en las urgencias diurnas de Gamonal, pero estaban asumiendo tal carga de trabajo que se decidió repartir las guardias entre todos los médicos de cabecera que cumplen los criterios para asumir este servicio. «Las condiciones de los médicos de área no pueden ser trabajar todos los días por la mañana en un centro de salud y entrar tres o cuatro tardes a la semana más los sábados y domingos en el PAC», concluyó Morato.
La explicación, no obstante, no convence al Colegio de Médicos ni a los sindicatos, que anunciaron hace días que van a presentar un recurso de alzada en Valladolid.