La espera para entrar en quirófano cae a 63 días en CyL

SPC
-
El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, informa sobre los datos de lista de espera quirúrgica correspondientes al primer trimestre de 2019. - Foto: Ical

La lista quirúrgica se sitúa al cierre del primer trimestre en los 22.046 pacientes, un 15,7% menos que en 2018

Los castellanos y leoneses esperan de media para entrar en el quirófano 63 días, lo que supone diez menos que hace un año. Los datos sobre la lista quirúrgica, al cierre del primer trimestre, muestran que la demora media se redujo un 13,6 por ciento, como el número de personas que estaban pendientes de una operación, con una rebaja del 15,7 por ciento respecto al año pasado, hasta los 22.046 pacientes. Se trata del número más bajo en casi ocho años, lo que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, relacionó hoy con el “revulsivo” que supuso el Plan Perycles en 2016 para reducir la lista de espera quirúrgica y las demoras en los hospitales de la Comunidad.

Sáez Aguado compareció para presentar los datos de la lista de espera quirúrgica, correspondientes al primer trimestre de este año, que indican que en un año este registro se redujo en 4.114 pacientes. Además, en tres años, se acumula un descenso de más de 11.000 personas y 22 días. Destacó que la lista descendió en todos los hospitales de Castilla y León, salvo en Soria al ser un centro que ya partía de cifras “muy bajas” y que ha sufrido “algunos problemas” de cobertura de puestos de anestesistas. Valoró las bajadas experimentadas de la lista de espera quirúrgica, en más del 50 por ciento de la puesta en marcha de Perycles en 2016, en los complejos de Ávila, Bierzo y Clínico de Valladolid.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad y recogidos por Ical, todos los pacientes pendientes de una intervención quirúrgica con patologías clasificadas como prioridad 1 llevaban esperando en la fecha señalada un plazo inferior a 30 días. También, fueron intervenidos en menos de 90 días el 74,3 por ciento de los enfermos de prioridad 2 -2,316, con una demora media de 66 días-. De la misma forma, en menos de 180 días fueron intervenidos el 95,9 por ciento de los pacientes (18.148) de la prioridad 3, la que admite más espera.

En cuanto a los que esperan más de seis meses para someterse a una intervención, Sáez Aguado valoró que supone el 5,2 por ciento del total de pacientes en Castilla y León frente al 12,2 por ciento de la media nacional. “Es uno de los grupos que más preocupan y ese un 57 por ciento inferior al conjunto del país”, aseveró.

El consejero declaró, según recogió la Agencia Ical, que el Plan Estratégico de Eficiencia y de Control y Reducción de Listas de Espera del Servicio de Salud de Castilla y León (Perycles) arrancó con 33.212 pacientes a la espera de una operación, con una demora de 85 días. Por lo tanto, la reducción de la lista ha sido de un 33,6 por ciento -11.166 pacientes menos- y la demora media cayó un 25,8 por ciento -con 22 días menos-.

”El esfuerzo realizado por los hospitales, tanto de los profesionales de las áreas quirúrgicas como los gestores de los centros, ha permitido que muchos de ellos hayan logrado los objetivos marcados antes de finalizar 2019”, destacó, sin olvidar que se mantienen y se han incorporado a las plantillas los 160 profesionales contratados con la puesta en marcha de Perycles. En ese sentido, precisó que Sacyl se marcó acabar el año con 22.500 pacientes en espera y una demora media de 65 días.

Además, se mostró partidario de continuar con el plan Perycles y sus medidas de eficiencia, aunque expuso que dependerá del próximo equipo de la Consejería durante la nueva legislatura. "El objetivo es cumplir y superar lo marcado durante estos nueve meses que restan patra acabar 2019", añadió.

Menos concertación

Saéz Aguado valoró que estos “datos positivos” se han logrado con un incremento de los recursos públicos y una reducción progresiva de los centros concertados durante los últimos años. Señaló que, según el último dato del Ministerio de Sanidad- Castilla y León es la segunda comunidad donde más bajó esta concertación, hasta suponer solo el 3,8 por ciento del total -incluyendo el transporte sanitario-.

El consejero declaró que los datos también son positivos si se comparan con los últimos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, con fecha a 30 de junio de 2018. La tasa por cada 1.000 habitantes era entonces de 12,95 de media en el Sistema Nacional de Salud y de 10,10 en los hospitales de Sacyl (la cuarta mejor del país); la demora media de 93 días en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y de 65 en Castilla y León; y el porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera es del 12,2 en España y del 5,2 por ciento en Castilla y León.

Es decir, la Comunidad tenía un 22 por ciento menos de pacientes en espera, una demora media un 30 por ciento inferior y un porcentaje de pacientes con más de seis meses de espera un 57 por ciento menor que la media nacional. Además, el consejero apuntó que, desde la publicación de esos datos, la espera quirúrgica ha mejorado. De ahí que no dudara en afirmar que Castilla y León continúa siendo una de las comunidades con menores esperas para intervenciones quirúrgicas de todo el SNS.

Hospitales

La lista de espera más abultada continúa en el Complejo Asistencial de Salamanca, con 4.416 pacientes y la más reducida la del comarcal de Medina del Campo (Valladolid), con 357. La demora media más baja está en Medina del Campo (33 días), seguida de Palencia (35), y la más alta en el centro salmantino, con 94 días, 31 por encima de la media autonómica.

Solo Soria rompió la tendencia autonómica y registró en el primer trimestre un aumento de la lista de espera, respecto a hace un año. Así creció un 6,8 por ciento en el Complejo Asistencial de Soria, hasta los 640, 41 más, con una demora de 45 días, dos más que hace un año.

En el lado opuesto, la lista de espera se redujo un 16,6 por ciento en el Complejo Asistencial de León, hasta los 2.787 pacientes, con una demora de 57 días (-10,9 por ciento); un 19,5 por ciento en el Complejo Asistencial de Palencia, con una demora de 35 días (6,1 por ciento); en Salamanca, bajó un 17,1 por ciento, hasta los 4.416 y las 94 jornadas (-16,1 por ciento), las más elevadas, con diferencia, de toda la Comunidad.

El consejero de Sanidad justificó este dato por varios motivos. El principal, al señalar que el hospital salmantino cuenta con mayor número de servicios de referencia de la región, por lo que de los cerca de 4.500 que están pendientes de una operación, muchos son zamoranos, abulenses segovianos pero también algunos vallisoletanos y leoneses al ser un centro que realiza cirugías "complejas". También, significó que las obras de ampliación, que incluyen nuevos quirófanos, están “a punto de recibirse”, por lo que no se ha podido dar un “empujón” en la reducción de la lista, como sí ha ocurrido con otros centros.

El Complejo Asistencial de Segovia bajó la lista de espera un 17,2 por ciento en el último año, hasta los 1.241 pacientes, y una demora de 43 días (-18,9 por ciento). El hospital de Zamora experimentó la mayor caída, con un 25,4 por ciento menos y 44 días de espera (-10,2 por ciento); en Ávila, bajó un 18 por ciento (853 personas) y 38 días (-15,6 por ciento). En la media regional, se situó Burgos, con una caída del 15,4 por ciento en la lista, con 2.827 pacientes, y 63 días (sin variación interanual). El Clínico de Valladolid registró la segunda mayor caída de la Comunidad, tras Zamora, con un 24,8 por ciento menos de pacientes pendientes de entrar en un quirófano y un tiempo medio de espera de 51 días (-28,2 por ciento).

Hospitales comarcales como Medina del Campo (Valladolid) tuvieron descensos más moderados. En concreto, un 2,7 por ciento menos (357 en la lista) y un 5,7 por ciento de tiempo medio (33 jornadas). El Bierzo (León) bajó un 1,9 por ciento en el último año (1.727) y un 16,3 por ciento de demora (77 días) y el Santiago Apóstol de Miranda de Ebro (Burgos), con un descenso del 4 por ciento de la lista de espera (505 pacientes) y 64 días de demora (3,2 por ciento). En cuanto al Santos Reyes de Aranda de Duero (Burgos), la lista descendió un 17,8 por ciento (444) mientras que aumentó un 12,5 por ciento, hasta los 54 días. El otro hospital de Valladolid, el Río Hortega, solo bajó un 12,9 por ciento en la lista (2.394 pacientes a la espera) y un 19,7 por ciento el tiempo (61).

Especialidades

En cuanto a las especialidades, la que presenta la lista más numerosa es traumatología con 6.666 pacientes; cirugía general y de aparato digestivo, 4.081; seguida de oftalmología, con 3.790. La más reducida se registra en dermatología (23), cirugía torácica (25), oftalmología (39) y cirugía cardiáca (42) y angiología y cirugía vascular (51). La demora media más alta se da también en cirugía plástica, con 86, seguida de cirugía maxilofacial (79), neurocirugía (78) y traumatología (77).

Finalmente, los 15 procesos más frecuentes en la lista de espera quirúrgica aportan 10.529 casos. Entre ellos, destacan las cataratas con 1.824, a las que hay que sumar las 1.154 por edad, lo que supone el 13,5 por ciento. Le sigue la artrosis de rodilla (1.168 y 5,3 por ciento), la hernia inguinal (1.072 y 4,8 por ciento) y las deformidades adquiridas de los dedos de manos y pies (799 y 3,6 por ciento).