scorecardresearch

«Son cosas del ciclismo»

JUAN CARLOS MORENO
-

La organización habló ayer con los directores de los equipos con implicados en la caída del miércoles

Los médicos atienden a Simone Raccani, del Quick Step, tras la caída de ayer. El corredor abandonó la carrera y fue trasladado al UBU. - Foto: Valdivielso

Responsables de la organización de la Vuelta a Burgos aprovecharon los momentos previos al inicio de la tercera etapa para hablar con los directores de los diferentes equipos presentes en la Vuelta, sobre todo con aquellos que tuvieron corredores afectados en la dura caída que se produjo en la llegada a Villadiego y que acabó con la retirada de siete corredores. Justo después de la etapa surgieron algunas críticas por el final diseñado por la organización, que por supuesto no partieron de los equipos implicados. Todos ellos tenían información detallada de este final y, además,   el propio David Dekker reconoció que la caída había sido por culpa suya. 

Este incidente se produjo cuando el sprint estaba lanzado, a falta de 500 metros, y David Dekker, que iba tercero en la formación del Jumbo Visma lanzado a ganar la etapa, perdió el equilibrio, acabó sobre el asfalto y provocó una montonera de numerosos corredores.

«Son cosas del ciclismo», fue la frase más repetida entre los directores y así lo confirmaron los dos subdirectores de la Vuelta a Burgos encargados de recoger las impresiones dentro de los diferentes equipos. Miguel Ángel de los Mozos y Sonia Martínez explicaron que acudieron sobre todo para «interesarnos por el estado de los ciclistas que se tuvieron que retirar». «Queríamos conocer sus sensaciones», explicó después de la etapa Sonia Martínez. «Y sobre todo ver cómo estaban los ciclistas».

(Más información y crónica gráfica en la edición impresa)