El PP urge al Gobierno a pagar ya la financiación autonómica

J.M.
-

El procurador burgalés Francisco Vázquez ha alertado del problema de liquidez que origina que no se abonen los 440 millones pendientes de ingresar y ha acusado al líder regional del PSOE, Luis Tudanca, de perjudicar los intereses de Castilla y León

Un momento de la rueda de prensa sobre financiación autonómica. - Foto: Luis López Araico

El procurador del PP por Burgos, Francisco Vázquez, ha alertado esta mañana del problema que está ocasionando a las arcas de la Junta de Castilla y León que el Gobierno central no libere las cantidades a cuenta que debe de abonar el Ejecutivo de Pedro Sánchez a las regiones por el dinero procedente de la financiación autonómica.
En el caso de Castilla y León, Vázquez ha recordado que son 440 millones de euros la cantidad que tendría que haber recibido la Junta por las entregas a cuenta y correcciones del IVA, lo que representa una cifra equivalente al presupuesto que tiene la Consejería de Agricultura, la suma del de Presidencia y Cultura o la mitad del de Empleo.
Vázquez ha reclamado también una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para seguir avanzando en una reforma de la financiación autonómica ya que el actual modelo, según ha denunciado, no tiene en cuenta de la manera que debería la dispersión territorial y el envejecimiento de la población.
El dirigente ‘popular’ ha culpado al PSOE de no convocar ni una reunión del consejo desde el año pasado y ha acusado al líder socialista en la Junta, Luis Tudanca, de ser “cómplice del sanchismo” al oponerse a aprobar una Proposición No de Ley en las Cortes regionales para urgir al Gobierno a abonar estas cantidades y retomar el trabajo para la reforma del modelo de financiación.
Vázquez ha lamentado que esta situación va a generar un importante problema de liquidez a la Junta y, aunque ha garantizado que los servicios esenciales se van a seguir prestando, ha alertado de que probablemente la Administración regional tendrá que recurrir al crédito para sortear este problema. Es decir, tendrá que endeudarse.