scorecardresearch

Escena Abierta: Un viaje por el mundo de piscina en piscina

I.L.H.
-

La compañía Sleepwalk Collective propone para el viernes y el sábado en el Principal 'Swimming pools', una serie de historias pequeñas con monólogos interiores que suceden en una decena de piscinas de Vietnam, Benidorm, Ibiza o Corea del Norte.

Carlos Lozano (UBU), Sammy Metcalfe e Iara Solano (Sleepwalk Collective), Nacho de Miguel (Gerencia de Cultura) y Beatriz Rodríguez (Caja de Burgos). - Foto: Luis López Araico

Una pieza psicodélica sobre el futuro que ocurre en una decena de piscinas. 'Swimming pools', el montaje que la compañía multinacional Sleepwalk Collective presenta en el Festival Escena Abierta mañana y pasado, fue creado en medio de la pandemia y, aunque no trata sobre ella, sí está impregnada porque el coronavirus alteró el futuro, que es de lo que de verdad quieren hablar.

Así lo han explicado esta mañana Iara Solano y Sammy Metcalfe, quienes también han adelantado que la obra "está bañado por lo digital y la intimidad medida por la tecnología", más allá de que tuvieran que realizar una residencia artística a través de internet. "No es una historia grande sino muchas historias pequeñas que suceden en distintas partes del mundo. Y ocurren dentro de una decena de piscinas, donde se realizamos monólogos interiores, y que no sirven para viajar por el mundo a piscinas de Vietnam, Benidorm, Ibiza o Corea del Norte".

Lo de elegir una piscina como escenario para el viaje lo explicaron por ser este espacio "un lugar utópico para relajarte, un recinto de belleza artificial, planteado también como una crítica a esos espacios que creamos mientras destruimos los entornos naturales, y como defensa, dado que el teatro es también un espacio artificial creado que ayuda a imitar a otros mundos". 'Swimming pools' es también una pieza que persigue "la experiencia íntima": "El teatro lo concebimos como una especie de útero. Y pedimos a los espectadores que se relajen, que tengan la mente abierta y que no intenten entenderlo todo con el cerebro, sino que dejen que pase por el cuerpo porque es muy importante también la música, la iluminación, etc. Hay mucho texto pero es poético", subrayan.

La obra se representa mañana (a las 22 horas) y el sábado (a las 21 horas) en el Teatro Principal. Las entradas cuestan 10 euros.