scorecardresearch

Sanidad urge a reordenar la asistencia en seis zonas rurales

Gadea G.Ubierna
-

Son las de Valle de Tobalina, Losa y Valdebezana, así como las de Villadiego, Pampliega y Huerta de Rey. La razón está en que sus médicos tienen cupos de menos de 400 pacientes

Sanidad urge a reordenar la asistencia en seis zonas rurales - Foto: Jesús J. Matías

La Consejería de Sanidad considera imprescindible «reordenar»la atención primaria en las áreas sanitarias de referencia para los centros de salud de los  valles de Tobalina, Losa, Valdebezana y en las de Villadiego, Pampliega y Huerta de Rey para asegurar «el mantenimiento de las capacidades». Es decir, dado que en estas seis zonas rurales los médicos tienen cupos de menos de 400 pacientes cada uno, el departamento que dirige Verónica Casado cree urgente introducir unas medidas que permitan distribuir a esos profesionales sanitarios de forma que la asistencia sea sostenible en toda la provincia.
Tanto la consejera como el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, siguen adelante con el plan de reorganización de la Atención Primaria -popularmente  conocido como 'Plan Aliste'-, pero con un cambio de estrategia, que consiste en explicar con claridad a la ciudadanía por qué se han planteado medidas tan polémicas como la centralización de la asistencia en algunas zonas sanitarias. Para ello, han diseñado y colgado en internet unos mapas de las distintas zonas básicas de salud, en las que se intenta explicar con colores cuán sostenible es el sistema en un sitio y otro en función del número de médicos del que disponen y los cupos de pacientes que les corresponden a cada uno. Menos de 400 se considera insostenible; entre 400 y 800, que es la situación más frecuente en la provincia, exige «reorganización para el equilibrio de las cargas asistenciales»;entre 800 y 1.500, franja en la que están las tres ciudades y Medina, es sostenible; y, por último, más de 1.500 pacientes por profesional (algo que solo se da en los centros de salud de la capital de Huelgas y el José Luis Santamaría) se tilda de excesivo y necesitado de un «refuerzo para amortiguar cargas».

 

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)