scorecardresearch

Un protocolo de atención a afectados en el plan de nevadas

F.L.D.
-

El Servicio de Bomberos confecciona una guía más completa sobre la actuación municipal en caso de temporal. Este año están listas 65 máquinas y 71 saleros distribuidos por la ciudad

Este año hay un ligero incremento de vehículos con respecto a 2020. - Foto: Patricia

Todo indica a que la provincia esquivará las primeras grandes borrascas de la temporada, pero aun así los burgaleses se han hecho a la idea de que los termómetros no van a parar de bajar en las próximas semanas. El Ayuntamiento de Burgos ya se ha adelantado a un posible temporal de nieve y ha confeccionado un plan invernal. Una guía elaborada por el jefe del cuerpo de Bomberos, Miguel Ángel Extremo, y que es más completa que otros años. Una de las novedades  más importantes es la incorporación de un protocolo de realojo a personas que se vean afectadas por grandes nevadas, como las que hubo el año pasado en Madrid y que afectaron, aunque en menor medida, a la capital. 

La guía, que según la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero, es la más completa de los últimos años, recoge un plan de acción en el que intervendrán más de un centenar de efectivos de Policía Local, Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, los voluntarios de Protección Civil, los técnicos de Medio Ambiente y Sanidad, Aguas de Burgos, la UTEJardines de Burgos, Alpesa S.L., Semat, las brigadas municipales, el GREM y las once empresas que han suscrito un contrato de disponibilidad con el Ayuntamiento. 

Para combatir la nieve que caiga durante los temporales, Burgos contará con 400 toneladas de sal a granel y maquinaria para transformarla en salmuera, un fundente más efectivo. Además, ya están repartidos por todos los barrios 71 saleros con capacidad de 800 kilos, puntos que están a disposición de los ciudadanos. En cuanto a maquinaria, el personal municipal contará con 65 vehículos (26 propiedad del Consistorio y el resto de las empresas conveniadas): 27 mixtas, dos palas cargadoras, siete motoniveladoras, 13 miniaceras, dos camiones con minicaja y 14 tráilers de cuchilla y salero. Se trata de un ligero incremento de medios materiales con respecto a temporadas anteriores. 

Pero probablemente lo más novedoso de este plan de nevadas sea la inclusión de un protocolo de emergencia para realojar a personas que se encuentren desamparadas en caso de temporales como 'Philomena', que el año pasado dejó en la carretera a miles de transportistas. Para ello cuentan con las 40 plazas del albergue de transeúntes de la calle San Francisco, el Centro de Integración Social (CEIS), la ayuda de la agrupación de voluntarios de Protección Civil, instalaciones deportivas y la colaboración de Cruz Roja y el GREM, que cuentan con tiendas de campaña y camas desmontables.