scorecardresearch

Los hoteles colgarán el cartel de completo en el puente

B.G.R.
-

Las restricciones para viajar fuera de España y el aumento de la incidencia en Europa hacen que el turismo nacional opte por los destinos de interior en diciembre

Los hoteles colgarán el cartel de completo en el puente de diciembre. - Foto: Luis López Araico

Más que a la Navidad, que suele ser una época floja para el sector, los empresarios de hoteles miran hacia el puente de la Constitución. Lo llevan haciendo desde el de Todos los Santos, cuando llenaron sus establecimientos y empezaron a recibir reservas para fechas posteriores, que se han ido incrementando con el paso del tiempo. Esta semana el 75% de las plazas hoteleras de la ciudad ya están ocupadas para los días 4 y 5 (sábado y domingo), mientras rondan el 60% para las noches del viernes, lunes y martes.

Con los datos que maneja la Asociación de Alojamientos Turísticos de Burgos, integrada en la Federación de Hostelería, su presidente, Luis Mata, prevé rozar el lleno el fin de semana y superar el 80% el resto de las jornadas, echando mano eso sí de las «ofertas». No obstante, condiciona estos pronósticos a que no se produzcan contratiempos, ya sean meteorológicos o de un aumento de la incidencia de contagios.

Las buenas perspectivas turísticas no solo se dan en la capital burgalesa, sino que Mata asegura que se están produciendo de forma generalizada en los destinos de interior. En este sentido y a diferencia de lo que ocurría en anteriores ocasiones, cuando la ciudad iba a la cola en el ritmo de ocupación, Burgos registra ahora los «parecidos niveles de reservas que el resto de España» y de capitales de similares características.

La afluencia de turistas para el puente no ha sorprendido al sector, que se esperaba esta respuesta por parte de los visitantes nacionales, al igual que siempre ha ocurrido con los puentes del Pilar y de los Santos, con la excepción de 2020. Mata reconoce que este año dichos periodos festivos están siendo «un poco mejores» que  en ejercicios anteriores a la crisis, incluyendo este próximo.

A la hora de explicar esta situación, el representante de los hoteleros hace referencia a dos motivos: los condicionantes que sigue habiendo para viajar al extranjero, principalmente a capitales europeas que son destinos tradicionales en estas fechas, y al hecho de que la situación sanitaria en el exterior esté empeorando y se anuncien nuevas restricciones. «En esta ocasión, jugamos a favor», sostiene, añadiendo otro hándicap que afecta al turismo familiar, como es la obligación de tener que realizar pruebas PCR a los menores de 12 años para salir del país.

La otra cara de la moneda es, según Mata, la ocupación media de los días de entre semana, que sigue sin despegar con un turismo de empresa «muy limitado» y la escasa presencia de extranjeros. Se compensa en cierta medida con una mayor actividad los fines de semana y sobre todo los puentes, lo «demuestra en que estos periodos festivos no hay que realizar eventos», en referencia al nuevo cidiano que se celebró en el Pilar.