scorecardresearch

Marilia saca su lado más tribal

I.L.H.
-

La cantautora visita el MEH tras publicar 'Una cueva en el invierno', tema inspirado en Atapuerca y que forma parte de su nuevo disco

Ha colaborado con el periódico de los yacimientos, ha visitado varias veces tanto Atapuerca como el Museo de la Evolución Humana y ha solicitado poder hacer sus pinitos en una campaña de excavación. La conexión que Marilia tiene con estos hitos y todo lo que tenga que ver con las tribus de las especies le llevó hace unas semanas a hacer una parada en Burgos después de publicar Una cueva en el invierno, el primer tema de su nuevo trabajo, que se inspira en lugares de la prehistoria que ella conoce, como son, entre otros, los propios yacimientos de Atapuerca o el MEH.

"La canción llegó leyendo El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel. Es la historia de una niña sapiens que tras perder a su familia es adoptada por unos neandertales. Y la canción habla de la alegría de encontrar tu propia cueva, un lugar donde descansar, al que sientes que perteneces, esa cueva que también puede cambiar y animarte a seguir caminando".

Con una letra y una música que incita a bailar, el tema tiene toques folk y de raíz como tendrán otras canciones del disco que saldrá en primavera. "Es muy tribal. Está conectada a la tierra, a nuestros orígenes, a ese movimiento que nos hace avanzar, buscar respuestas o lugares, desde el que perseguir anhelos o sueños olvidados. Y a la vez ha quedado como una celebración de lo que nos importa, dejando ir o soltando lo que no te sirve".

Marilia posa junto al cerebro gigante del MEH.Marilia posa junto al cerebro gigante del MEH. - Foto: Alberto Rodrigo

La que fuera integrante de Ella Baila Sola encontró primero la fuerza que necesitaba para emprender su camino con El dragón, el tema que daba nombre a su anterior disco. En la pandemia compuso Hay un ángel en mi habitación como un abrazo. Y con Una cueva en el invierno celebra haber encontrado su lugar mientras se muestra dispuesta a celebrar y compartir lo que nos une.

Desde que triunfara con temas como Amores de barra o Mujer florero el mundo de la música es otro y Marilia es consciente de los cambios: "A nivel personal me encuentro en un momento muy creativo, pero en la industria siento que por un lado hay mucha tolerancia, y por otro demasiada limitación. Es una época complicada porque hoy a casi todo se le saca un pero".