scorecardresearch

Ilusionados y sin complejos

C.P
-

Pablo Valcarce, Riki Rodríguez y José Matos, tres de los fichajes del Burgos CF, ya saben lo que es jugar en Segunda División y afrontan esta nueva aventura confiados en alcanzar el objetivo de la permanencia

José Matos (i.), Pablo Valcarce (c.) y Riki Rodríguez, durante su presentación en las instalaciones de Arcecarne. - Foto: Alberto Rodrigo

El Burgos CF está a solo cuatro días de su estreno en la Liga SmartBank. La plantilla vela armas antes de afrontar el próximo domingo un debut exigente en casa del Sporting de Gijón. Algunos de los jugadores del plantel competirán por primera vez en la categoría de plata del fútbol español, pero ese no es el caso de Pablo Valcarce, José Matos y Riki Rodríguez, tres de los fichajes blanquinegros de cara a la campaña que está a punto de comenzar. Los tres recién llegados, que fueron presentados ayer de forma oficial en la sede de Arcecarne, patrocinador del club, afrontan esta nueva etapa con mucha ilusión y sin ningún tipo de complejo.

Valcarce, extremo derecho procedente del Mallorca, cuenta con una dilatada experiencia en Segunda División y se ha mantenido en dos ocasiones con dos recién descendidos. «Con el Mallorca ascendí y con la Ponferradina mantuve la categoría en el primer año. En el Burgos CF veo lo mismo que vi en esos equipos, un hambre y una ilusión desbordante», comentó el atacante leonés.

En esas campañas, la clave fue «ser un bloque unido, fuerte y capaz de sacar los puntos en casa, ya que muy pocos equipos ganan fuera». «En El Plantío tenemos que sacar la mayor parte de los puntos», insistió.

Valcarce, que ha firmado por una temporada, está llamado a ser uno de los hombres importantes en el ataque castellano y aseguró que hay que ser muy práctico para competir en Segunda: «Siempre hay que salir a ganar. Da igual que juegues bien o mal, lo importante es ganar y sacar los tres puntos».

También acumula unos cuantos años en la Liga SmartBank José Matos. El lateral izquierdo llega del Málaga y ha jugado en Segunda con el Cádiz y el Sevilla Atlético. Encara esta nueva aventura consciente de que no va a ser fácil, pero ilusionado por estar presente en la plantilla de un equipo histórico como el Burgos CF en su regreso al fútbol profesional. «Es una gran oportunidad y un año ilusionante. Estamos trabajando duro para afrontar este reto, que va a ser duro y difícil. Llegarán momentos en los que tendremos que estar juntos», auguró.

El zaguero sevillano no teme el exigente inicio que le espera al Burgos CF, con varios rivales candidatos al ascenso, y avisó de que en Segunda todo puede pasar: «Esta liga es muy igualada, más que otros años, y hay detalles en los que se marca la diferencia. Se ganan partidos por detalles y el apoyo de la afición será fundamental. Todos juntos es más fácil».

Tanto Matos como Valcarce son dos jugadores asentados en la Liga Smartbank, un desafío que persigue el mediapunta Riki Rodríguez. Ya ha debutado en la categoría con el Real Oviedo, club del que viene cedido, pero no ha conseguido tener el protagonismo deseado. En Burgos, confía en volver a gozar de minutos para demostrar su valía: «Asomar la cabeza en el fútbol profesional a veces cuesta un poco y para eso vengo aquí, para intentar tener esa continuidad que no tuve en Oviedo».

No obstante, es consciente de que estará caro jugar porque la competencia en la medular es feroz, pero lo ve como algo positivo para seguir creciendo: «Está claro que hay competencia y es necesaria. Si se lleva bien, da nivel tanto a uno mismo como al equipo, Si es sana, puede ser muy bonita».

Un buen lugar para empezar a brillar será el Molinón, escenario del debut blanquinegro. Como jugador de la cantera del Oviedo, ha mamado desde pequeño esa rivalidad contra el Sporting y el del domingo será un duelo especial: «Lo voy a vivir de otra manera porque no voy con el Oviedo, pero sigue siendo un encuentro especial e ilusionante para todos. Tengo muchas ganas de hacerlo bien».