La plaza de Santiago será diáfana y de asfalto

C.M.
-

Se trata de evitar goteras. Los bancos de hormigón no se anclarán en el suelo y se ubicarán en la zona de los antiguos alcorques

La plaza de Santiago será diáfana y de asfalto - Foto: jorge.gonzalez

La plaza de Santiago ha dado mucho de que hablar en la última década debido a las humedades que ha sufrido el aparcamiento situado bajo ella por una remodelación mal ejecutada y que el Ayuntamiento debe enmendar por sentencia judicial. De ahí que haya apostado por un proyecto ambicioso que resuelva de una vez por todas el problema que ha traído de cabeza a los usuarios del estacionamiento. El espacio público será de asfalto fundido y totalmente diáfano para evitar cualquier perforación por la que se pueda introducir el agua.
Ello obligará a levantar la totalidad de la plaza para poder colocar una capa de asfalto fundido de 2,5 centímetros y debajo una capa impermeabilizante, que es el elemento que garantizará la impermeabilización. Se colocarán sobre un forjado aligerado que permite modificar las pendientes de la plaza para llevar la recogida de aguas al perímetro y hacerla de forma superficial y no en interior como hasta ahora, según explicó el concejal de Fomento, Daniel Garabito. «La seguridad pasa por una plaza diáfana en la que no se permitirán instalar juegos infantiles ni cualquier otro elemento que necesite anclaje para evitar cualquier tipo de perforación y así que el problema quede resuelto».
De este modo, todas las redes urbanas de abastecimiento, comunicaciones o iluminación que llevarán al perímetro de la plaza. «Se despeja todo el espacio central y se hace un tratamiento de asfalto gris pero con una parte coloreada para que tenga más atractivo».

[más información en la edición digital]