scorecardresearch

Se mantiene la optatividad implantada en la EBAU con la covid

B.G.R.
-

Se mantiene la optatividad que se implantó en la EBAU con la covid. La UBU urge al Ministerio a publicar la futura evaluación

Pruebas de la EBAU del pasado mes de junio. - Foto: Valdivielso

Tranquilidad. Ese es el mensaje que lanza la vicerrectora de Estudiantes, Verónica Calderón, a los estudiantes que se presentarán a la EBAU del 8 al 10 de junio, mientras que la fase extraordinaria tendrá lugar del 6 al 8 de julio. Un consejo que responde al mantenimiento de una mayor optatividad en los exámenes que se implantó el año en que estalló la pandemia y que permite a los preuniversitarios poder elegir entre preguntas de distintos bloques temáticos en lugar de tener que decantarse por uno solo, tal y como ocurría anterioridad.

La Universidad de Burgos habilitará siete sedes para realizar la evaluación. Se trata de la Escuela Politécnica de la Milanera, las facultades de Económicas y Ciencias, la Escuela de Arte y Superior de Diseño, el instituto Cardenal Sandoval y Rojas (Aranda de Duero), el Fray Pedro de Urbina (Miranda) y el Castella Vetulla de Medina de Pomar. De igual forma, recomienda a los jóvenes el uso de la mascarilla, debido al «volumen» de personas que se concentran en los centros, además de proseguir con la distancia de seguridad, la limpieza continua y la ventilación de las aulas.

Las siete ubicaciones se mantendrán a pesar de que aún no se conoce la matrícula de la prueba, cuyo plazo acaba el próximo 3 de junio, si bien la institución académica local calcula que serán en torno a los 1.400 estudiantes. La ampliación de las sedes obligará también a reforzar el profesorado y personal de administración y servicios que participará en la prueba y que en los dos cursos anteriores ha llegado a triplicarse.

Mientras se ultiman los preparativos de la EBAU, Calderón mira ya a la evaluación que la sustituirá en el ejercicio 2023-2024 por la implantación de la Lomloe. «Estamos a la expectativa de lo que diga el Ministerio», señala, urgiendo en este sentido al Gobierno central a que publique cuanto antes el borrador del futuro examen de acceso para conocer no solo sus características académicas sino también «si las universidades seguiremos teniendo la capacidad de organizarla».