Patrimonio rechaza las obras en la hospedería de La Vid

A. del Campo
-

La Comisión Territorial añade modificaciones al proyecto que retrasarán hasta noviembre las reformas en el albergue del monasterio ribereño. Este seguirá abierto en septiembre y octubre

La hospedería cuenta con una escalera y un ascensor. La idea es hacer otro acceso igual al otro lado del ala. - Foto: A. del Campo

Las previsiones de los propios gestores de la hospedería del Monasterio de La Vid, los miembros de la Orden de San Agustín, eran que el albergue se cerraría el 15 de septiembre y así estaría un año. Sin embargo tres días después las puertas siguen abiertas. Los religiosos informan de que las reformas que se van a acometer y conllevarían la clausura de la hospedería se han retrasado, por lo menos, hasta noviembre. Por lo que los clientes podrán seguir durmiendo entre los muros del conjunto histórico de la Vid y Barrios durante septiembre y octubre. «No podemos decir más que esto: las obras se han retrasado hasta noviembre. Es lo que sabemos. Hasta entonces estará abierto el monasterio como siempre», declara uno de los padres. 

Los agustinos insisten en que desconocen la causa del aplazamiento de las obras. Solo confirman que desde la Orden «están esperando la autorización del Servicio de Patrimonio de la Junta» y que «todo este retraso es porque Patrimonio no ha aprobado todavía el proyecto y hasta que no lo apruebe no hay obras» al ser el conjunto arquitectónico un Bien de Interés Cultural.  No dan más pistas. «El retraso no sé a qué se debe. Ahora está en estudio y cuando Patrimonio hable podremos decir algo, antes no porque no sabemos», declara uno de los agustinos.

La Delegación Territorial de la Junta confirma que el 24 de julio se estudió el expediente de reforma de la hospedería en la Comisión Territorial de Patrimonio, órgano que debe dar el visto bueno, y que esta no aprobó el proyecto presentado. Este deberá añadir algunas modificaciones recomendadas por los técnicos. Ahora serán los titulares de las obras (empresa u orden religiosa) los que tienen que añadir esas peticiones para presentar el proyecto rectificado a la próxima comisión, que se celebrará en octubre.

Aunque no hay muchos datos, las reformas se centrarán en crear nuevos accesos y salidas ya que actualmente el albergue solo cuenta con una escalera y un ascensor. La idea es construir una entrada similar al otro lado del ala donde se ubican las habitaciones. Los baños también tendrán que reformarse. Necesitan calefacción. Todas las obras se harán para ajustar la hospedería, que cuenta con unas habitaciones más antiguas (foto superior) y otras menos, a la nueva normativa.