scorecardresearch

Solo cinco erasmus cambian de país por la guerra en Ucrania

B.G.R.
-

La UBU ha ofrecido esta posibilidad a los estudiantes con plaza en destinos limítrofes. El próximo curso estudiarán en Polonia 42. Las cifras de movilidad se mantienen estables

Más de 350 universitarios continuarán sus estudios en el extranjero a partir de septiembre. - Foto: Patricia

La situación de guerra que vive Ucrania tras la invasión rusa llevó a la Universidad de Burgos a abrir un proceso extraordinario de reasignación de plazas del programa Erasmus para aquellos estudiantes que habían elegido como destino países limítrofes. La medida afecta a 55 alumnos, si bien solo cinco han decidido acogerse a este procedimiento y el resto ha mantenido su opción inicial, según los datos facilitados por el Vicerrectorado de Internacionalización y Cooperación.

Entre ellos destaca la demanda de vacantes para Polonia, donde estudiarán el próximo curso 42 universitarios. La responsable de este departamento, Ileana María Greca,  explica que este interés radica en el «prestigio» de sus instituciones académicas, así como en la buena experiencia que transmiten al resto aquellos jóvenes que lo incluyeron entre sus primeras opciones en anteriores ejercicios. De hecho, se trata del tercer país que recibe más estudiantes procedentes de Burgos.

La convocatoria de este programa para el ejercicio 2022-2023 ya está cerrada tras la aceptación de la beca por parte de los beneficiarios. Los datos globales son similares a los de hace un año, confirmándose así la recuperación de las cifras registradas antes de la pandemia. En esta ocasión, se han ofertado 842 plazas, una cifra récord dentro del campus local, habiéndose cubierto 323, frente a las 336 de la pasada anualidad. A ellas se suman otras 30 del programa internacional UBUGlobal, que se articula a través de convenios propios en países fuera de la UE, que a su vez suponen 5 más que en 2021.

El destino preferido por los universitarios sigue siendo Italia, a donde viajarán 124, casi el 40% del total, seguido de Portugal, con 83. Alemania ocupa el cuarto lugar (19), mientras que el resto de países se encuentra por debajo de los diez estudiantes, como es el caso de Francia (7), los mismos que República Checa, o Bélgica (5). Fuera ya del territorio europeo, figuran Chile (10) Estados Unidos (6), México (6), Japón (3), Argentina (2) y uno en Canadá y Japón.

La UBU ha recibido este curso 441 solicitudes para el programa Erasmus, de las cuales se han confirmado el 73%. Los motivos que llevan al resto a desistir del proceso pasan desde no cumplir los requisitos del idioma hasta la renuncia por no haber conseguido la primera opción elegida o decantarse por el sistema de movilidad nacional conocido como Sicue.

Por otro lado, este año se ha convocado por primera vez el proyecto Erasmus dirigido a terceros países, que no pudo ponerse en marcha en su momento debido a la pandemia. A través de esta vía y con una beca más cuantiosa que las habituales, estudiarán en la UBU 14 alumnos procedentes de Marruecos, Georgia, Argelia y Bolivia. La vicerrectora destaca la importancia de esta iniciativa y la respuesta que ha recibido la Universidad.