"El flamenco es tan rico que está siempre en movimiento"

A. Díaz
-
"El flamenco es tan rico que está siempre en movimiento"

El almeriense José Fernández Torres 'Tomatito', guitarrista flamenco, es una figura mundialmente reconocida. Además de acompañar a Camarón de la Isla durante 20 años, actúa con otros grandes como Michel Camilo, Benson o José Mercé

Tomatito, uno de los grandes genios de la guitarra, lleva su arte a los mejores teatros y salas del mundo con su espectáculo Soy flamenco, en el que sin duda es uno de los recitales de la temporada.  
Si algo define a Tomatito es el título de su espectáculo.
Nunca he dejado de ser flamenco y lo que pasa además es que es  un título que me gusta. Yo, de la palabra flamenco estoy enamorado, es lo que hago, es mi música, he nacido con ella, por eso el nombre de mi espectáculo, como mi último disco, que lo saqué en 2014. Soy flamenco, se ha acabado, aunque vengo de hacer más cosas. 
Pero es un guitarrista muy inquieto, que toca con grandes músicos de todos los estilos.
A mí me gusta la música, las incursiones en otras músicas, sobre todo, soy flamenco, pero la música es muy importante y también hay que hacer cosas nuevas para seguir enamorado de la música. 
¿Hay que enamorarse todos los días de la música?
Por supuesto, hay que estar enamorado, más que nunca. 
Usted lleva la guitarra flamenca a todo el mundo, ¿se aprecia más esa guitarra en Japón, Estados Unidos que en nuestro país?
No, quererla no. Lo que sí pasa es que fuera hay una cultura musical  muy grande. Los niños, cuando son pequeños, en la escuela estudian música y saben que es muy importante para la vida. La vida sin música sería muy aburrida.  Como educación sí están fuera más educados que aquí, que lo tenemos un poco más pasajero, pero queremos nuestra música, es una cosa muy nuestra. A mí  me gustaría que nuestro país estuviera musicalmente educado de otra manera. 
¿Cómo ha evolucionado su sonido, su música desde Rosas del amor?
Hay una gran diferencia, por etapas, por edad, por experiencia, antes hacías una cosa y ahora haces otra, la vida es como es. Lo importante es siempre estar ahí, porque hay que estudiar mucho, la guitarra es muy difícil y cuando te viene la inspiración tienes que tener la guitarra en la mano, no hay otra cosa. 
La inspiración está ahí, en uno de los más grandes guitarristas de todos los tiempos, que toca con los más grandes, de Camarón a George Benson o Camilo?
La mayor suerte para mí es haber tocado con Camarón de la Isla los 20 años que estuve con él, y haber estado trabajando en sus discos, con Paco de Lucía, y personalmente, haber estado con él. Luego la verdad es que he colaborado con músicos mundialmente reconocidos, muy buenos, pero para mí, Camarón de la Isla y Paco de Lucía están en mayúsculas y luego, estamos los demás. 
Es muy modesto Tomatito.
No, lo digo siempre, lo siento así.  
¿Qué recuerdos tiene de esos discos con Michel Camilo, esos éxitos de Spain o Spain Again?
Estupendos, ahora nos vamos de gira, me lo paso muy bien, aprendo mucho, me encanta. Hemos hecho cosas de Piazzola, Corea, Agua e vino, me gusta todo eso como decía, porque hay melodías y armonías preciosas. 
También trabajó con la Orquesta Nacional en Sonata Suite.
Ese disco es muy bonito, con la orquesta, casi da miedo. Al escuchar tu música tocada por más de 80 músicos sólo puedes decir guau. Es muy bonito, muy bonito. 
¿Algún proyecto más con orquesta?
Ahora mismo estoy terminando de grabar el Concierto de Aranjuez, con la Orquesta de la Comunidad de Madrid, y cada vez que me veo con la guitarrita entre tanto músico, me emociono.  
¿El próximo proyecto discográfico será éste?
Tengo que entregarlo claro, lo que pasa es que le he producido el disco a José Mercé. Mercé y Tomatito, De verdad, y vamos de gira y me esperaré un poquito para avanzar todos los proyectos que tengo. 
¿Se siente más cómodo como solista o en el acompañamiento?
Las dos cosas, pero yo vengo de tocar para cantar mucho tiempo con Camarón, como te decía, y ahora estamos haciendo el disco De verdad, con José Mercé y lo llevamos al escenario y me lo paso muy bien, tengo que hacer un buen acompañamiento como me gusta a mí. 
Usted toca flamenco, jazz, clásica,  ¿cuál es el próximo reto?
Ahora estoy centrado con el Concierto de Aranjuez, que es todo un reto. Como los flamencos no sabemos música, es una asignatura pendiente que tenemos. Yo nací en un barrio en el que tocábamos desde muy pequeños en la calle, es una escuela. Hoy tenemos Youtube y cualquiera puede ver cómo toca Tomatito, cómo toca Paco, Vicente Amigo, cualquiera. Ahora, cuando imparto alguna máster por Europa, siempre mantengo que la música es importante, bajo mi punto de vista personal.  
Como otras grandes músicas, como el jazz, por ejemplo, tiene el flamenco esa riqueza que hace que todos se fijen.
La música flamenca es muy rica y la prueba está cuando vienen los grandes de otros géneros, como el jazz o la clásica y se fijan en ella, como Falla y su Amor brujo, que es mundialmente reconocido. Chick Corea viene también y le dedica música a España. El flamenco es tan rico que está siempre en movimiento y se lleva muy bien con casi todas las músicas. 
Tomatito toca en los más grandes teatros del mundo y se sienta con su amigo José Mercé, como en esta gira. ¿Qué planes tiene?
Esa gira con Mercé es alimento para el alma. Eso es vida. Después  me voy con Michel Camilo a Holanda, luego Alemania, Finlandia, Noruega, también en América. En fin, por todo lados.