scorecardresearch

El polideportivo de San Pedro y San Felices empezará de cero

J.M.
-

Dos años y medio después de la aprobación del pliego, Deportes admite que el estudio que encargaron no reúne la calidad suficiente y pedirán rescindir el contrato

Espacio en el que se pensaba construir el polideportivo y un campo de fútbol 7. - Foto: Alberto Rodrigo

El tan prometido polideportivo de San Pedro y San Felices tendrá que esperar. Y nadie sabe precisar por cuánto tiempo. Fue el 4 de diciembre de 2019 cuando el Consejo de Administración del Servicio Municipalizado de Deportes aprobó el pliego para la contratatación del proyecto básico y de ejecución y es ahora, casi dos años y medio después, cuando el concejal responsable, Leví Moreno, ha terminado por reconocer que el trabajo que se encargó no reúne la suficiente calidad y lo que procede es rescindir el contrato que se firmó con el estudio de arquitectura canario Arana y Muñoz Edita.

Cabe recordar que los canarios tenían un plazo de cinco meses para entregar el proyecto y todo este tiempo desde entonces se ha empleado en analizar la documentación enviada, en solicitar correcciones... De poco ha servido porque en Deportes entienden ya que solo les es útil el estudio de detalle que se presentó y eso es lo único que están dispuestos a que se pague. Aproximadamente 3.800 euros de los cerca de 40.000 en los que se cifró la adjudicación.

A lo largo del mandato, el equipo de Gobierno ha prometido en varias ocasiones la licitación de las obras y su inicio (así se reflejaba con partidas en el Presupuesto) y ahora la única posibilidad que se ve de poder avanzar es la de sacar a concurso un nuevo proyecto. Pero ni siquiera esto está asegurado.

Lo que se pretende es llegar a un acuerdo con el estudio canario en el que las dos partes pacten la rescisión del contrato. Ahí es donde se concentrado los esfuerzos en las últimas semanas.

Los vecinos de San Pedro y San Felices ya saben que no verán moverse una piedra en lo que resta del mandato y es posible que la legislatura termine sin tener un proyecto aprobado. Lo máximo que verán en ese entorno próximo es el arreglo de los depósitos de agua.

Ya la idea que se planteó inicialmente y que fue defendida por el Ejecutivo local fue muy discutida ya que se puso en cuestión que se planteara una inversión de alrededor de 5 millones de euros y que no se aprovechara un desembolso tan importante para que la instalación pudiera acoger más disciplinas deportivas (está enfocado, casi en exclusiva, para la gimnasia). Eso, y que no contemplara espacios suficientes de aparcamiento.

Lo único cierto en este momento es que al Ayuntamiento de Burgos le toca empezar de cero y que los vecinos deberán de esperar unos cuantos años más para poder disfrutar del nuevo polideportivo y del campo de fútbol 7.