scorecardresearch

Más de 200 recargas en los 4 puntos para coches eléctricos

C.M.
-

Recientemente se han abierto otras dos estaciones en las calles Calleja y Zurita y Loudun. Está previsto llegar a la veintena

Coche eléctrico en un punto de recarga en Burgos capital. - Foto: Luis López Araico

Las cuatro primeras estaciones de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública que están activadas desde finales de octubre y que el Ayuntamiento de Burgos ha concesionado con la empresa palentina Zunder suman ya más de 200 recargas de usuarios, según los datos facilitados a este periódico por la empresa. Son las ubicadas en la avenida de la Paz y calles Villadiego, Igualdad y Alfonso XI.

Hace solo una semanas comenzaron a funcionar las situadas en la calles Calleja y Zurita y Loudun, de modo que las recargas han aumentado. Fuentes de la empresa aseguraron estar satisfechos con la respuesta de la ciudad y confían en que a lo largo de los próximos meses vayan estando activos el resto de las estaciones hasta completar las 20 previstas con 40 puntos de recarga en total. Todas ellas son de carga rápida. 

Esta cifra colocará a Burgos como la capital de provincia con más puntos de recarga de tecnología ultrarrápida por habitante, uno por cada 4.500, como aseguró el cofundador y CEO de Zunder, Daniel Pérez, el 20 de octubre en la inauguración del punto de la avenida de la Paz junto al alcalde, Daniel de la Rosa. Además, tres de las plazas de aparcamiento están pensadas para personas con problemas de movilidad y se han construido con rampa de acceso a la acera. 

El contrato de concesión autoriza a la empresa a la instalación de estos puntos en la vía pública, lo que reportará a la ciudad unos ingresos anuales de 97.000 euros anuales. Además la adjudicataria sufraga la inversión en la construcción y puesta en marcha. 

Quedan por construirse otras nueve estaciones cuyas ubicaciones se han decidido recientemente. En la avenida de Cantabria número 10 irá una de ellas y se reservan ocho más que darán servicio a 16 vehículos en una antigua gasolinera junto a la Aduana de Burgos y el Centro de Transportes y Logística. El interés por ubicarlas en este emplazamiento se debe a la necesidad de dar servicio a las empresas de la zona y a las que en un futuro llegarán con las obras de ampliación que acaban de culminar.