scorecardresearch

Amigo ultima un plan estratégico de comercio para este año

SPC
-

La consejera de Empleo destaca que su departamento ha implementado más de siete millones en diferentes líneas desde el inicio de la pandemia y anuncia que aumentará las ayudas a los CNAE de textil, calzado y juguetes

Amigo ultima un plan estratégico de comercio para este año

La consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, anunció hoy que su departamento ultima la elaboración de un plan estratégico de comercio que estará listo antes de finalizar 2021, y que tendrá como objetivo principal “poner en valor” el sector en Castilla y León. Este documento “mejorará las normativas, implementará medidas para revitalizar el comercio, tanto en zonas rurales como urbanas y cascos históricos, así como el avance de las ventas online”, remarcó. Este plan se tendrá que desarrollar con diferentes líneas que se dotarán con presupuesto de la Comunidad para 2022, de ahí la relevancia de finalizarlo antes del 31 de diciembre.

Amigo, quien animó a la sociedad a comprar en establecimientos de proximidad, acudió a la Asamblea de la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), en Valladolid, donde deseó “suerte y acierto” al nuevo equipo, presidido por Adolfo Sainz, que afronta un “importante reto por delante”, con más de 138.000 trabajadores y familias, 30.000 locales abiertos, el 10,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional y un 25 por ciento de autónomos comerciantes, alrededor de 40.000. “Es un sector que ha sufrido mucho pero no se ha quejado tanto, es muy sacrificado”, ensalzó la consejera.

También defendió que durante la pandemia la Junta ha acompañado al comercio y continuará haciéndolo, ya que el reto se basa en la digitalización, el consumo responsable o la economía circular, con los que, dijo, “hay que superar este bache”.

En este sentido, recordó que la Consejería ha implementado más de siete millones de euros en diferentes líneas para el comercio, algunas de ellas aún convocadas. Así, citó los dos millones de euros para la digitalización; 2,5 millones para las entidades locales para ponerlos al servicio de bonos de consumos; su participación en ferias, que sigue abierta, con 1,27 millones; y subvenciones directas a asociaciones empresariales para la formación en digitalización. También colabora con Conferco con el proyecto 'Comercio ON', para favorecer esa digitalización; y hasta el 15 de noviembre se encuentra activa otra línea de comercio en el mundo rural.

En este sentido, señaló que a partir del 19 de julio se ampliarán las categorías sectoriales que podrán solicitar las ayudas a autónomos y empresas para el apoyo a la solvencia y reducir el endeudamiento del sector privado puestas en marcha en mayo. Éstas llegarán también, dijo Amigo, a los CNAES de comercio al por menor de textil, calzado y juguetes. “Es muy fácil de solicitar y gestionar y supone 3.000 euros; sin solicitar requisitos tan complicados como los que pide el Gobierno central”, sostuvo.

Al respecto, la consejera reprochó la “falta de flexibilidad” de las subvenciones directas puestas en marcha por el Gobierno central para el comercio, que son “de difícil cumplimiento”. “El requisito fundamental es que el comercio tenga deudas, con lo que no pueden acceder a ellas si han tirado de los ahorros personales, porque esa deuda no queda reflejada”, lamentó. Por ello, indicó que el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha enviado una carta al Ministerio competente para “flexibilizar a esas ayudas y que lleguen a quien más las necesite”.

“Hombro en el que llorar”

Por su parte, Adolfo Sainz admitió que durante la pandemia la Junta “ha reconocido al pequeño comercio”, un “sector importante para la económica, “pero también para las ciudades y los pueblos, porque son lo que les da la vida y servicio”. “Somos un sector estratégico y nos ha golpeado mucho la crisis, especialmente vestido y calzado”, analizó Sainz, quien se congratuló de que la alimentación “no solo ha mantenido su labor, sino que ha prestado un servicio esencial durante el COVID”. “¿Cuánta gente ha conocido su tienda de pueblo y de barrio gracias a la pandemia?”, preguntó con un mensaje optimista.

En todo caso, lamentó que las rebajas de julio, que se presentaban “positivas”, están “lejos de la realidad”. “Sabíamos que las ventas serían un 30 por ciento inferior que en 2019, pero mucho mejor que en 2020. Pero por desgracia vuelven nuestros temores e incertidumbres”, expuso Sainz, quien además de la quinta ola se refirió al descenso de viajeros extranjeros en las Ciudades Patrimonio. “Por desgracia no serán unas rebajas tan buenas como pensábamos”, lamentó.

Por ese motivo, aprovechó la visita de la consejera para rogar “ayudas por la importancia del sector y porque lo hemos pasado muy mal”. “Queremos ayudas para la modernización y para sobrevivir. Hemos tirado estos años sobreviviendo de nuestra mochila de ahorros. El que cierra es porque no ha llegado a más. La Junta ha estado ahí y sé que nos va a ayudar. Te pido esa ayuda, consejera, para el comercio, para el comercio rural”, trasladó. “Sé que has venido a que la lloremos en tu hombro, porque lo hemos pasado mal”, le indicó.