scorecardresearch

Abre en Gamonal el Aula de Medio Ambiente de Caja de Burgos

G. ARCE
-

La Fundación Caja de Burgos ha centralizado en el complejo de la glorieta Ismael García Rámila toda su actividad -destinada a públicos de todas las edad- vinculada con la naturaleza y la sostenibilidad

Abre en Gamonal el Aula de Medio Ambiente de Caja de Burgos - Foto: Valdivielso

La oferta cultural y educativa en el barrio de Gamonal ha sufrido un impulso importante con la reciente apertura del nuevo Aula de Medio Ambiente de la Fundación Caja de Burgos, ubicada en uno de los frontales de la glorieta Ismael García Rámila, junto a la biblioteca Gonzalo de Berceo. Este centro sustituye al que estaba ubicado en el arranque de la avenida del Arlanzón y será la referencia en medio ambiente y sostenibilidad para todos los públicos, pequeños, jóvenes, mayores y también familias y empresas.

La Fundación cambia esta oferta a un emplazamiento mucho más espacioso (en torno a los 1.200 metros cuadrados repartidos entre dos plantas) que ya era de su propiedad y que se ha venido utilizando como centro de mayores de 55 años. Sustituye al de la avenida del Arlanzón, un espacio alquilado desde el año 2004 y bastante más pequeño, que cesó su actividad a finales del pasado mes de abril.

En las últimas semanas se han venido desarrollado los trabajos de traslado de un centro a otro, en los que se ha primado la reutilización y adaptación de materiales y del mobiliario, preservando los valores que se intentan cultivar en este proyecto. La fachada del nuevo centro, con motivos vegetales, forestales y de fauna, ha sido diseñada y decorada por los propios integrantes de la Fundación.

El presupuesto de esta actuación aún no está cerrado, pues no se descartan más mejoras en el interior del inmueble en los próximos meses.

El cambio, subrayan desde la Fundación, implica una apuesta decidida por el barrio de Gamonal y su vida cultural y educativa. La institución descarta definitivamente el proyecto de construcción del edificio singular que en su día se planteó en el CSR (el Centro Social Recuperado) de la calle Pablo Casals, proyecto que despertó el rechazo de los colectivos juveniles y vecinales que ocuparon en 2014 el inmueble que se iba a demoler.Aquella ocupación abrió un contencioso judicial que a día de hoy sigue sin resolverse. 

(Más información en la edición en papel de hoy de Diario de Burgos)