scorecardresearch

Intervención pide al Plan Estratégico más transparencia y control de la Visa

Á.M. / Burgos
-

La fiscalización de los gastos de 2011 deriva en la negativa a subvencionar 10.115 euros, por no haber reducido los salarios el 5% y por no justificar 68.000 euros pagados a Escudero

Imagen de archivo de una reunión de la Junta Directiva del Plan Estratégico. - Foto: Ángel Ayala

 
La concejala socialista Carmen Hernando explicó ayer cuál es la opinión de su Grupo al respecto del funcionamiento del Plan Estratégico, y lo hizo diseccionando la ‘auditoría’ de las cuentas de 2011 elaborada por la Intervención del Ayuntamiento de Burgos. Se trata del último ejercicio fiscalizado desde el Ayuntamiento, ya que los años 2012 y 2013 aún están pendientes de revisar.
«El informe de Intervención no hace sino confirmar que el Plan Estratégico se utiliza para proyectos que no estarían avalados de igual manera por el Ayuntamiento. Es una auténtica vergüenza lo que está pasando», denunció. En dicho informe, continuó, «se dicen cosas muy graves», como por ejemplo que «no se cumplieron los criterios de mérito, capacidad y transparencia en la contratación del personal». Según el documento, en aquel año hubo cinco trabajadores y se reincorporó un sexto en el último cuatrimestre. El coste de personal superó los 250.000 euros, 75.000 de ellos para pagar al director-gerente.
Además, Intervención señala que no se aplicó la reducción del 5% impuesta por el Gobierno a todos los funcionarios, entendiendo que al ser un organismo dependiente de una administración pública debe acatar los mismos supuestos legales en el ámbito laboral. Los responsables del Plan alegaron señalando que se había incrementado su jornada, justificando así que se compensaba el citado 5%. Eso no le vale a los ‘auditores’ y por eso deniegan una parte de la subvención a abonar por parte del Ayuntamiento para ese ejercicio equivalente a 10.115 euros. Y no es la única.
Tampoco se considera justificado que el anterior director del Plan Estratégico, Eduardo Escudero, que fue invitado a coger la puerta en el año 2010, cobrara una indemnización de 68.000 euros. «No se justifica la base de cálculo para determinar el importe de la indemnización», reza el informe. O, traducido, que nadie ha explicado por qué se le pagó esa cantidad de dinero. 
 
«Es un chiringuito».
En consecuencia, también se deniega otra parte de la subvención por valor de esos 68.000 euros, de forma que, en total, el Plan Estratégico no recibirá cerca de 80.000 euros del Ayuntamiento por no haber justificado debidamente, o ojos de Intervención, esos gastos. «Hay que acabar con esto», zanjó Hernando en referencia a un organismo que en el PSOE consideran un «chiringuito» usado a capricho.
El análisis también refleja decenas de miles de euros en gastos con motivo de multitud de desplazamientos de los empleados del Plan a diferentes encuentros europeos. Estos se justificaron a través de notas generales de gasto cuyos contenidos no han trascendido. Sí se hace una mención explícita al uso de la tarjeta Visa (5.374 euros de gastos) y se advierte que «debiera existir una circular interna que establezca quién puede utilizarla y qué importes pueden ser asumidos a través de este medio de pago que evite en ejercicios sucesivos importes deficientemente acreditados».