scorecardresearch

Las comunidades autónomas asumen el fin de la mascarilla

Europa Press
-

Algunos Gobiernos autonómicos como los de Andalucía, Castilla y León o Cataluña han afeado al jefe del Ejecutivo por hacer público este anuncio sin haberlo consensuado con todas las regiones

Las comunidades autónomas asumen el fin de la mascarilla - Foto: Cézaro De Luca Europa Press

El anuncio que ha realizado este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en ciertos espacios a partir del 26 de junio, ha llevado a las Comunidades a asumir esta decisión y a preguntarse de qué manera se articulará esta norma para adecuarla a nivel autonómico, si bien alguno de los Ejecutivos regionales ha afeado al Gobierno que se haya anunciado sin haberlo consensuado en el Consejo Interterritorial.

El debate sobre eliminar la obligatoriedad de las mascarillas en espacios abiertos se viene dando desde hace un mes aproximadamente después de que algunas Comunidades Autónomas lo plantearan en el seno del Consejo Interterritorial.

Sin embargo, este órgano, en el que están representados el Ministerio de Sanidad y las CCAA, decidió hace apenas dos días aplazar la decisión de relajar el uso de las mascarillas, a pesar de que ese mismo miércoles el propio Sánchez avanzara que en los próximos días se tomaría una decisión al respecto.

Finalmente, Sánchez ha anunciado esta misma mañana que el jueves 24 de junio se convocará un Consejo de Ministros extraordinario para poner fin, a partir del sábado 26 de junio, a la obligatoriedad de portar la mascarilla en espacios abiertos.

Esto, ha provocado el enfado de Gobiernos autonómicos como los de Andalucía, Castilla y León o Cataluña, que han afeado al jefe del Ejecutivo que hiciera este anuncio públicamente sin haberlo consensuado con las CCAA en el Consejo Interterritorial y que se hubiera podido tomar un acuerdo por consenso.

 

Esperar a que se concrete   

En cualquier caso, las Comunidades Autónomas que ya se han pronunciado ahora se encuentran a la espera de qué manera el Gobierno de Pedro Sánchez concreta esta medida para poder adecuar el fin de la obligatoriedad de la mascarillas en espacios abiertos a sus normas autonómicas.

Así, la Generalitat de Cataluña ha señalado esta misma mañana que estará pendiente de que el Gobierno concrete el planteamiento del anuncio realizado por Sánchez. En parecidos términos se ha expresado la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, que ha asegurado que se basaran en "los datos sanitarios y científicos": "Creo que no va a haber ningún problema para tomar esa decisión".

También la Generalitat Valenciana se mantiene a la espera de que el Ejecutivo concrete esta norma, tras plantear esta semana en el Consejo Interterritorial de Salud la posibilidad de establecer un 'semáforo' para flexibilizar la obligatoriedad en función de la situación epidemiológica y del ritmo de vacunación de cada autonomía.

 

"Una buena noticia"

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha calificado de "buena idea" el anuncio de Sánchez. "Dado que los índices que tenemos, que son más o menos controlables, en función de que la presión hospitalaria es mucho más baja, me parece buena idea", ha manifestado el mandatario autonómico.

En el caso de Baleares, desde el Gobierno autonómico valoran positivamente esta decisión. "En estos momento, en Baleares hay una situación muy buena, de las mejores de España y eso ya nos permite con cierta seguridad eliminar la mascarilla en los exteriores", destacan.

Por su parte, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha explicado que la decisión del Ejecutivo central de suprimir la obligatoriedad de llevar mascarilla en los espacios al aire libre a partir del próximo 26 de junio está "en sintonía" con sus medidas.

 

Sin comunicarlo en los foros adecuados  

Por otra parte, la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha manifestado que le hubiera "encantado" saber antes el anuncio de Sánchez, añadiendo que "donde se tienen que debatir estas cosas es primero en la Comisión de Salud Pública y segundo en el Consejo Interterritorial".

En términos parecidos se ha expresado el consejero de Presidencia del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, que, aunque ha asegurado que adoptarán la decisión que se adopte a nivel nacional, ha criticado que es una medida que "no se ha consensuado con las comunidades autónomas.

"Nos parece muy bien los anuncios del presidente del Gobierno, pero creo que es bueno que se debata en el seno de la Conferencia Interterritorial de consejeros de Salud y que se adopten los principales acuerdos por unanimidad", ha manifestado Bendodo.

En el caso de Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha celebrado el anuncio del Gobierno, aunque ha censurado que el Ejecutivo de Sánchez lo haya convertido en una "decisión política", y ha reclamado un protocolo "correcto y adecuado" sobre las condiciones en las que podrá dejar de usarse esa medida de protección, al tiempo que ha advertido de que el comité clínico que asesora a la Xunta revisará dicho protocolo "y lo ampliará, modificará o cumplirá taxativamente en función del rigor sanitario que tenga".