scorecardresearch

El fuego de Villasur calcina 30 hectáreas de roble y matorral

I.P.
-

Durante la jornada de ayer permanecieron aún dos cuadrillas del operativo contra incendios de Medio Ambiente refrescando la zona para evitar que se reactivara algún foco

Una cuadrilla de Medio Ambiente seguía ayer por la tarde refrescando varios robles en la zona quemada. - Foto: Luis López Araico

El incendio declarado el sábado en una zona boscosas junto al pantano de Úzquiza se calcula que ha afectado a una superficie entre las 25 y 30 hectáreas pobladas de robles, matorro y brezo, según datos del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, que en todo caso, explican que esas cifras puede variar algo en los próximos días cuando se haga una perimetración definitiva. 

El fuego se daba ayer por controlado, pero no extinguido, y si durante la noche permaneció en el lugar un retén, toda la jornada del lunes se mantuvieron dos cuadrillas del operativo especial contra incendios de Medio Ambiente, por precaución y refrescando la zona para evitar cualquier reactivación. De hecho, a media tarde, aún se procedía a echar agua sobre varios robles aislados en la zona quemada, explicaba el teniente de alcalde de Villasur, Domingo Mena, que ha estado muy pendiente de la evolución del incendio, subiendo hasta el monte de noche e, incluso, varias veces a lo largo del día.

Ayer respiraba ya más tranquilo, pero lo cierto es que han sido dos días de tensión ante el temor de que el fuego no pudiera controlarse por las altas temperaturas y las fuertes ráfagas de viento que han soplado. El hecho de que la zona boscosa estuviera junto al embalse de Úzquiza, donde poder cargar agua en un par de helicópteros, facilitó el trabajo de los equipos de extinción y ayudó a frenar el avance de las llamas. La sensación que queda después de las tres jornadas es que «la zona quemada ha sido menor que lo que podía haber sido», como reconoce Mena (...).

El cámping Puerta de la Demanda volvió ayer a la normalidad, tras 2 días desalojado. El cámping Puerta de la Demanda volvió ayer a la normalidad, tras 2 días desalojado. - Foto: Luis López Araico

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy martes o aquí)