scorecardresearch

Y la Catedral se hizo luz

B.D.
-

El estreno anoche del recorrido 'Stella' para el público general maravilló a los 120 asistentes. La Fundación VIII Centenario ha programado 18 pases gratuitos hasta el 13 de enero. Las invitaciones se agotaron en horas

En la Capilla de los Condestables se puede imaginar a Mencía de Mendoza admirar la hermosa obra de Simón de Colonia. - Foto: Luis López Araico

Una belleza. Esa fue la expresión más repetida entre las 120 personas -60 por turno- que anoche asistieron en la Catedral a los dos  primeros pases del recorrido 'Stella', un original e innovador montaje de luz y sonido creado para ensalzar los tesoros del templo de un modo que sorprende y maravilla a partes iguales. De ahí que al concluir la visita nocturna, tras una hora de ensimismamiento y momentos sobrecogedores, algunos de los presentes confesara que la suma del espacio y de los estímulos que despierta 'Stella' (estrella en latín) podrían llevarte a sufrir el Síndrome de Stendhal. «Ha sido emocionante ver algo tan bello. La luz, la música, el lugar... Ha merecido la pena haberme levantado a las ocho de la mañana para conseguir las entradas», reconocía Inmaculada, al finalizar la experiencia.

Unas impresiones que también compartía Arancha, quien destacaba el acierto de conjugar toda la luz sobre el arte religioso y hacerlo además -añadía- «con una belleza poética que te lleva a Dios».

El primer pase, que abrió con unas palabras de bienvenida el deán de la Catedral, Vicente Rebollo,  se realizó a las 20:30 horas y contó con la presencia de una decena de niños de la Escolanía de los Pueri Cantores, que disfrutaron al máximo del recorrido y del relato religioso, centrado en la Virgen. El proyecto de la Fundación VIIICentenario y la Fundación Endesa -y desarrollado por la empresa Plan B- tiene su inicio en la Capilla de la Presentación, donde se relata el sueño del obispo Mauricio y del rey Fernando III. Sobre una de sus paredes y dando vida a los muros, se narra la historia de la construcción del templo a partir del 20 de julio de 1221 cuando se puso la primera piedra de «la madre de las iglesias de Castilla». Una Catedral dedicada a Santa María, que es el corazón de una ciudad, que ha sido capaz de renovarse y abrirse a los tiempos y que sigue latiendo en cada piedra, como recuerda el relato de 'Stella'. La Capilla de Santa Ana es la siguiente parada y donde la voz narradora habla de un niño, Beltrán, un pueri cantor que ve cómo Gil de Siloé va esculpiendo las escenas de la vida de la Virgen y la del obispo Luis de Acuña. Uno de los momentos mágicos del recorrido, con el sonido de una Salve inédita del siglo XV.

El paso por la Escalera Dorada, maravillosamente iluminada, y por la Capilla de los Condestables, la joya que embellece el templo y el lugar donde «cada día nace el sol», en palabras de su creador, Simón de Colonia, preceden al punto fuerte del recorrido, experiencia que se vive en la nave central. En el retablo, a través de imágenes animadas, aparecen ángeles volando, velas encendidas y estrellas, 'stellas' de luz que, como la del cimborrio, traspasan las bóvedas. Es el final de una visita única y magnética.