scorecardresearch

El PERTE de los microchips, objetivo de empresas burgalesas

L.M.
-

El contacto industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para el IPC de Microelectrónica, José María Insenser, cree que en Burgos y en Castilla y León hay empresas modélicas que se pueden beneficiar de ese plan y ser empresas tractoras

El PERTE de los microchips, objetivo de empresas burgalesas - Foto: Alberto Rodrigo

 

Varios expertos en microelectrónica han dejado claro este jueves en BUrgos que las pequeñas y medianas empresas «tienen una oportunidad histórica y única de poder integrarse en el ecosistema que ofrecen las tecnologías microelectrónicas para poder aumentar su competitividad». Así se ha puesto de manifiesto durante la jornada 'Tecnologías avanzadas y aplicaciones industriales en diseño electrónico', celebrada en ITCL Centro Tecnológico y enmarcada dentro de las jornadas Centratec de la Junta de Castilla y León. Durante el encuentro se han presentado las líneas principales del  PERTE que busca promover la industria de los chips en España impulsando su fabricación nacional para favorecer a sectores clave como el de la automoción y dotar de mayor competitividad no solo a las empresas grandes, sino también a las de menor tamaño. 

La cita ha contado con la presencia de Eduardo Valencia, director de Industria Electrónica, Nuevo Emprendimiento y Desarrollo Territorial. AMETIC, y de José María Insenser, Punto Nacional de Contacto Industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para el IPC de Microelectrónica. Además han participado Javier Sedano Franco, director de I+D en ITCL Centro Tecnológico y Alberto Navarro Benito, del grupo de Investigación en Electrónica Aplicada e Inteligencia Artificial en ITCL. También ha asistido Victoria Molpeceres, responsable de la unidad de proyectos del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León.

Insenser ha dejado claro que «sin microelectrónica no se podrá ser competitivo en industria», por lo que entiende que la clave «pasa por diseñar un buen proyecto» que, a su juicio, «ha de ser innovador». Asimismo ha indicado que en la actualidad se calcula que en España hay unas cuarenta empresas que ya trabajan en diseño de circuitos integrados, por lo que el objetivo «pasa por aumentar ese número en calidad y tamaño».

(Más información en la edición impresa de mañana viernes de DB)