scorecardresearch

16 empresas pujan por la depuradora que servirá al Tecnológico

L.M.
-

El presupuesto base de licitación es de 3,5 millones de euros y su plazo de ejecución alcanza el año y medio

La planta depuradora tendrá capacidad para cerca de un millar de vecinos. - Foto: Valdivielso

Una de las actuaciones indispensables de las que pende la entrada en funcionamiento del futuro Parque Tecnológico es la construcción de una depuradora. La Junta de Castilla y León, tras un complejo trámite administrativo, sacó a concurso las obras por un importe de 3,5 millones de euros a finales de marzo.

Un mes después, la administración regional tiene sobre la mesa hasta 16 ofertas de compañías interesadas en ejecutar una EDAR con sistemas de tratamiento de aguas punteros. Se han presentado tanto firmas en solitario como otras en unión temporal de empresas. De momento la mesa de contratación ha dado cuenta de los criterios basados en juicios de valor, ya que aún queda por conocer las ofertas económicas que han puesto encima de la mesa.

El presupuesto base de licitación fue 600.000 euros superior al proyectado inicialmente. Esto se debe a que Somacyl, el organismo público dependiente de la Consejería de Fomento, introdujo mejoras en la parte de la EDAR que dará servicio al Parque Tecnológico. El plazo de ejecución alcanzará los 18 meses. Respecto a su explotación y mantenimiento, será la Junta de Castilla y León quien, a través del propio Somacyl, la que se hará cargo durante los próximos 25 años.

La planta depuradora, con una capacidad de 9.994 habitantes equivalentes, se proyecta para que pueda funcionar con dos líneas independientes, una para el Parque y otra para los núcleos urbanos de Cardeñajimeno, San Medel y las urbanizaciones 'Río Arlanzón' y 'El Priorato', así como las viviendas diseminadas ubicadas entre el río Arlanzón y la autovía AP-1. Tanto el colector del Parque como el de los núcleos urbanos serán independientes el uno del otro. A la salida de la EDAR, el agua depurada será vertida a través de un emisario en el cauce del río Arlanzón. La planta también incluye un tratamiento terciario de microfiltración, ultravioleta y desinfección con hipoclorito con el objetivo de adaptarse a las exigencias de la CHD. 

Esta impondrá unos parámetros de calidad del agua cuando vierta en el río que tendrán que respetarse, de ahí que la Junta haya introducido mejoras.