scorecardresearch

Quieren sacar los coches de las calles Santander y San Pablo

J.M.
-

El Plan de Movilidad del Ayuntamiento propone una redistribución del tráfico en el centro y permitir solo el acceso a los autobuses urbanos y a los residentes

Quieren sacar los coches de las calles Santander y San Pablo - Foto: Christian Castrillo

Las últimas corporaciones que han pasado por el Ayuntamiento capitalino siempre han tenido en el radar la restricción del tráfico de la calle Santander. Una vía que siempre ha sido clave para el flujo de vehículos del sur al norte de la ciudad pero que, a vista de pájaro, es un especie de rara avis ya que se encuentra rodeada en sus flancos izquierdo y derecho por espacios que hace ya tiempo conquistó el peatón. Más allá de declaraciones de intenciones, nadie se ha atrevido a actuar y a lo más que se llegó, en tiempos del exalcalde Javier Lacalle fue a programar cortes del tráfico en días puntuales (lo domingos y festivos) que no fueron precisamente bien recibidos. Tiempo atrás, su predecesor, Juan Carlos Aparicio, acometió a finales de 2010 una reforma que consistió en reducir de dos a uno los carriles de circulación para ampliar las aceras, pero la intervención no fue a más.

Para muchos, la creación del paseo de Atapuerca y la renuncia a construir allí un túnel subterráneo abortó cualquier posibilidad de eliminar el tráfico de esa vía, pero el actual Gobierno de coalición del PSOE y Cs parece creer en que sí es posible ya que recientemente ha aprobado el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), en el que se recoge una solución para sacar los coches de la calle Santander y, por extensión, de la calle San Pablo.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)