scorecardresearch

Tres duelos directos y cuatro desafíos

C.P.
-

El Hereda San Pablo tiene que disputar partidos cruciales ante el Obradoiro, Andorra y Fuenlabrada, todos ellos implicados en la lucha por el descenso. El Barcelona y el Valencia a domicilio, los grandes retos

Paco Olmos se desgañita durante un tiempo muerto tratando de que sus hombres reaccionen. - Foto: Patricia

El margen de error cada vez es más pequeño para el Hereda San Pablo. Los partidos pasan, las victorias no llegan y el abismo del descenso está un poco más cerca cada día. La jornada pasada se salvó de caer en la penúltima plaza porque el Zaragoza perdió contra el Real Betis, pero ya le ha llegado el momento de que empiece a sumar y esta semana tiene una doble oportunidad ante el Joventut (jueves, a las 20.30 horas) y el Obradoiro (sábado a las 18.00 horas) en el Coliseum.

A falta de siete jornadas para la conclusión de la Liga Endesa, el San Pablo es antepenúltimo con un balance de ocho triunfos y 19 derrotas. No cabe duda de que la situación es delicada, pero todavía está a tiempo de poder solventarla por sí mismo. De los siete compromisos restantes, tres de ellos son ante rivales directos: recibirá las visitas del Obradoiro y el Fuenlabrada, y viajará a Andorra. Ahí se jugará gran parte de sus opciones de salvación, aunque no es descabellado que sume en casa contra el Joventut o el Unicaja. Más difícil se antojan las salidas a Barcelona y Valencia.

Con la clasificación tan apretada en la zona baja, el 'basketaverage' particular puede acabar siendo decisivo en el caso de empate a triunfos. De momento, el San Pablo lo tiene perdido con el Real Betis y ganado con el Zaragoza; de hecho, es lo que  ha impedido que caiga a la zona de descenso.

Con el resto de rivales directos, todavía debe jugar la vuelta. En Santiago de Compostela perdió 101-94, por lo que debería ganar por más de siete puntos para recuperarlo, mientras que al Fuenlabrada y al Andorra les ganó en la primera vuelta. Por cinco puntos (91-96) a los madrileños y por 11 (81-70) a los deEl Principado.

En el caso de triple o cuádruple empate se sumarían las victorias y derrotas de los equipos implicados para romper esa igualdad y, después, se recurriría al 'average'.

otros calendarios. Los principales adversarios del San Pablo también tienen enfrentamientos entre ellos, lo que supone un arma de doble filo, pues uno de ellos suma sí o sí. Sin ir más lejos, el Zaragoza se mide mañana al Obradoiro y en la penúltima jornada al Andorra. Una victoria gallega dejaría prácticamente sentenciado a los maños y beneficiaría los intereses castellanos.

Por su parte, el Andorra tiene duelos contra el  Betis y el Fuenlabrada, que cruzarán entre ellos. En definitiva, una galimatías de duelos directos que serán vitales para la salvación, aunque no se descarta que a estas alturas de la temporada haya alguna sorpresa contra equipos de la zona alta. La mejor noticia para el San Pablo es que depende de sí mismo.