scorecardresearch

Uniones de hechoo de derechos

C.M. / Burgos
-

El Registro Municipal de Parejas solo exige estar empadronado y el de la Junta, acreditar 6 meses de convivencia • Asociaciones de inmigrantes rechazan el cierre del primero

 
Evitar la duplicidad de servicios (ya existe otro de la Junta), que sea un ‘coladero’ de uniones de conveniencia y una vía potencial para conseguir el permiso de residencia para los extranjeros por los escasos requisitos que se exigen para la inscripción son los argumentos que el equipo de Gobierno del Partido Popular esgrime para echar el cierre al registro municipal de parejas de hecho.
La polémica está servida porque los partidos de la oposición y cinco organizaciones de inmigrantes defienden a capa y espada este servicio como un gran avance en el reconocimiento y protección de las parejas de hecho en igualdad de trato que las uniones matrimoniales y piden que no se cierre. 
El PSOE por boca de su portavoz, Luis Escribano, solicitó ayer que se retire este asunto del orden del día del Pleno de mañana, algo que no va a producirse, mientras que las organizaciones Accem, Hechos Atalaya Intercultural, Burgos Acoge y Cáritas han enviado un escrito a todos los grupos municipales con un sólido argumentario en su defensa.
El registro municipal se puso en marcha en el año 2000 para dar respuesta a una realidad social, mientras que dos años después empezó a funcionar el de la Junta. Sin embargo, los requisitos para inscribirse en uno u otro son diferentes. En el municipal únicamente se exige que uno de los dos miembros de la pareja esté empadronado, lo que da derecho tras la inscripción a «ser usuarios y beneficiarios de los servicios en igualdad de trato con las derivadas de las uniones matrimoniales». 
Por el contrario, en el regional es necesario acreditar al menos seis meses de convivencia comprobable a través de recibos de luz, agua, alquiler y en su desarrollo normativo se exige acreditar la residencia legal de los solicitantes que no posean la nacionalidad española. De este modo, algunas de las parejas inscritas en el municipal no cumplirían los requisitos para hacerlo en el regional.
La concejala de Régimen Interior, Nieves Sanz, ha sido la encargada de elaborar, junto a Secretaría General, el informe que se defenderá en el Pleno para argumentar el cierre. «Se exigen pocos requisitos e incluso parejas de otras ciudades vienen a Burgos, así como inmigrantes extracomunitarios.También se han dado casos de una persona que se ha inscrito varias veces en poco tiempo con diferentes parejas», aseguró.
Desde las organizaciones de inmigrantes rechazan estas acusaciones y aseguran que «no han sido probadas». «La residencia en España no es requisito para contraer matrimonio civil. De esta manera, los extranjeros que se encuentren en Burgos sin autorización de residencia no podrían constituirse en pareja de hecho, pero sí contraer matrimonio. No es lógico exigir más requisitos para una unión de hecho que para contraer matrimonio», indican en el escrito remitido a los ediles.