scorecardresearch

4 súper se interesan por ubicarse en el futuro Mercado Norte

C.M.
-

Las empresas se han puesto en contacto con el Ayuntamiento de Burgos para conocer detalles del proyecto

El actual edificio se derribará y dará paso a otro más moderno y con un aparcamiento subterráneo. - Foto: Patricia

El proyecto del futuro Mercado Norte no solo despierta interés entre los pequeños concesionarios si no que también han reparado en el mismo al menos cuatro cadenas de supermercados. Se trata de una de las piezas claves de esta actuación y que vendría a complementar la oferta comercial junto a los 59 puestos. 

La concejala de Comercio, Rosa Niño, reconoce que están recibiendo llamadas de cuatro cadenas, cuyos nombres no quiso desvelar, que quieren conocer la actuación que se va a acometer en pleno centro de la ciudad y las características que tendrá. En la actualidad el Ayuntamiento solo puede informar, dado que la decisión final sobre qué cadena de supermercados recalará es el adjudicatario de la concesión, que será el encargado de construir la dotación por un importe de 16,6 millones y su posterior explotación durante 40 años. «Nos están pidiendo información pero deberán dirigirse al adjudicatario. No obstante, esto demuestra que hay interés por este proyecto», aseguró la edil. 

El supermercado se ubicará en el primer sótano mientras que en la planta baja irán 59 puestos de venta al público de entre 15 y 34 metros cuadrados, ocho de los cuales están reservados para gastrobares. El hecho de contar con interés por parte de supermercados es una buena noticia, dado que supondrá una inyección económica importante para el futuro concesionario.

Según los datos del estudio de viabilidad avanzados hace unas semanas, el coste del edificio rondará los 16,6 millones de euros, de los que el concesionario deberá aportar 7,7 millones mientras que los 8,4 restantes se fían a las ayudas comprometidas por las administraciones públicas (Junta, Estado y Ayuntamiento). 

Los gobiernos estatal y regional  han comprometido 2,5 millones cada uno mientras que el Ayuntamiento, por su parte, aportará 3 millones (ya ha gastado 400.000 euros en el concurso de ideas y los proyectos básicos y de ejecución), de los que 2,1 millones se destinarán a la urbanización de la plaza Hortelanos. También se hará cargo de la demolición del viejo mercado, que se ha estimado en 500.000 euros, y de la instalación del mercado provisional al que irán los comerciantes mientras se construye el nuevo y que supone 850.000 euros (hay compromiso de la Junta de financiar una parte y se ha concurrido a fondos europeos).

El futuro Mercado Norte será viable para el concesionario si se garantiza que al menos 32 de 59 puestos estén ocupados en los tres primeros años aunque al menos 28 de los actuales comerciantes están interesados en instalarse en el mercado provisional que funcionará mientras duren las obras, lo que pone de manifiestos que también lo estarán de mudarse a las nuevas instalaciones. 

Las obras durarán entre 2 y 3 años y se confía en que arranquen en 2023 y finalicen en 2025.

Mercado G-9. El área de Comercio sacará a concurso el próximo mes los seis puestos que quedan vacantes en el Mercado G-9 tras su remodelación en la que se invirtió un millón de euros. 

También está previsto que los clientes del mercado puedan utilizar el aparcamiento que hay en los bajos y que en la actualidad está en desuso. Para ello, se instalará una barrera para regular las entradas y salidas y que las personas que acuden a comprar puedan usar las 18 plazas con las que cuenta.