Hogares en reconstrucción

G.G.U.
-
Paulo Cardoso trabaja en Arrropa desde hace dos meses. Es la última fase del programa. - Foto: Patricia

Cáritas implantó en 2015 un programa pionero para 'sintecho' en el que han participado 17 personas. 4 ya tienen trabajo y otra está buscando, además de haber recuperado la relación con sus familias después de años de ruptura. Es un antes y un después

Paulo Cardoso es vehemente al afirmar que nunca se ha considerado una persona sin hogar ni de la calle. Ni siquiera cuando los voluntarios de Cáritas que ahora invita a cenar a su casa se acercaban a medianoche a un soportal de la avenida del Cid para ofrecerle un vaso de café con leche, un rato de conversación y, sobre todo, para asegurarse de que este portugués de 47 años aterrizado en Burgos con «una mano delante y otra detrás» estaba bien. Cardoso ejemplifica el sentido del programa Housing first, una iniciativa surgida en EEUU hace más de 20 años pero que Cáritas Burgos implantó en 2015 de forma pionera en España. Se traduce como 'primero en casa' y plantea que el día a día en un piso convencional es el punto de partida para cualquier proceso de inclusión de las personas sin hogar.

José Baile (de azul), Feliciano de la Era (de cuadros) e Ivancho Ivanov son otros tres hombres que están en la primera fase del proceso de inclusión: crear grupo de pertenencia y trabajar la convivencia.  Patricia
José Baile (de azul), Feliciano de la Era (de cuadros) e Ivancho Ivanov son otros tres hombres que están en la primera fase del proceso de inclusión: crear grupo de pertenencia y trabajar la convivencia. - Foto: Patricia