scorecardresearch

Un San Pablo con margen de mejora

Á.O.
-

El equipo burgalés cierra la pretemporada con tres victorias y cuatro derrotas. El nivel de Corbalán y la disponibilidad de toda la plantilla son las mejores noticias antes de arrancar la competición el sábado en el Coliseum ante Melilla

Rasid Mahalbasic da indicaciones a sus compañeros mientras Paco Olmos aplaude. - Foto: Jesús J. Matías

El nuevo Hereda San Pablo todavía tiene muchas piezas que ajustar para hacer honor a ese cartel de máximo candidato de la LEB Oro que se le adjudicó desde que se consumó su descenso de la máxima categoría. Los azulones cerraron el viernes la pretemporada con una derrota frente al Leyma Basquet Coruña que convirtió en negativo el balance de la preparación, con cuatro derrotas y tres triunfos. Al menos en resultados, pues en sensaciones la irrupción del joven Gonzalo Corbalán, así como el esperado liderazgo de Rasid Mahalbasic, invitan a la esperanza de cara al debut oficial, el sábado en el Coliseum. 

Los encuentros amistosos del conjunto burgalés han sido en su mayoría ante equipos de la misma categoría, a excepción del primer enfrentamiento, que permitió al equipo de Paco Olmos arrancar con victoria frente al Ponferrada (92-63); y del encuentro de presentación ante la afición, que se tradujo en otra clara victoria ante el CB Zamora (79-52). Esas han sido las únicas alegrías junto al 81-76 favorable conseguido en la semifinal de la Copa de Castilla y León ante el Zunder Palencia, único rival de la LEB Oro que han doblegado.

Grupo Alega Cantabria, Real Valladolid (en dos ocasiones) y, por último, Leyma Basquet Coruña, han sido los verdugos de un Hereda San Pablo que, de todas las lecciones que ha podido recibir en esta pretemporada, la más importante es que la LEB Oro no se parecerá en nada a la Liga Endesa de la que ha formado parte el último lustro.

Desde los arbitrajes, que el viernes la pagaron con Rodrigo San Miguel y Rasid Mahalbasic, quienes acabaron expulsados por doble falta técnica, hasta el ritmo de los propios partidos. Esa adaptación la tiene muy en cuenta Paco Olmos. «Nos estamos dando cuenta que en la LEB Oro no se gana con el talento, se gana en el combate», confesó apenas una semana antes de debutar recibiendo al Melilla Sport Capital.

Todos disponibles. Una de las mejores noticias para el Hereda San Pablo es que los once jugadores de la primera plantilla, si no hay ninguna sorpresa hasta el sábado, estarán disponibles. Algo que solo sucedió en el encuentro amistoso del viernes en A Coruña tras el regreso del escolta Andrija Marjanovic, que tuvo sus primeros minutos.  

Quien había faltado en los primeros compases de la preparación fue Gonzalo Corbalán. El argentino, que el curso pasado destacó en el filial de la Liga EBA, se hizo al equipo en los primeros duelos y se convirtió en uno de los pilares ofensivos en los dos últimos, en los que anotó 14 y 13 puntos. También demostraron un buen nivel Álex Barrera y Álex López, quien todo apunta a que tendrá bastantes minutos como base a pesar de que la de escolta sea su posición natural.

Pero el que ha confirmado su papel protagonista ha sido Rasid Mahalbasic. El austríaco ha sido el único azulón que ha terminado la pretemporada promediando dobles dígitos en anotación (12.7 puntos) y por sus manos han pasado la mayoría de sistemas ofensivos, que en muchas ocasiones también ha resuelto haciendo gala de ser uno de los mejores pasadores interiores de la categoría.