scorecardresearch

Las contradicciones del Ayuntamiento de Burgos con el CEEI

J.M.
-

La concejal de Cultura firmó hace 2 meses la adjudicación de un trabajo de consultoría a la Asociación pese a que el Ejecutivo local busca su disolución

Instalaciones del Centro Europeo de Empresas e Innovación. - Foto: Jesús J. Matías

Tras más de dos años en los que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Burgos lleva anunciando la disolución del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI), no fue hasta este martes cuando el alcalde, Daniel de la Rosa, y el vicealcalde, Vicente Marañón, aseguraron que ese proceso se iba a iniciar ya y que este mismo mes se darían los primeros pasos para empezar a trabajar en su liquidación. El problema para el Ejecutivo de coalición es que estas palabras entran en aparente contradicción con el hecho de que hace poco más de dos meses se adjudicara por parte de la Gerencia Municipal de Cultura un contrato al CEEI para que desarrollara un trabajo de consultoría turística desde el 21 de febrero hasta el 31 de diciembre.

La resolución en la que se adjudica ese contrato, de carácter menor y por un importe de 14.520 euros, está firmada por la presidenta del Consejo de Administración de la Gerencia de Cultura y concejala de Cs, Rosario Pérez Pardo.

Dicho de otra manera, no parece que la edil de la formación naranja estuviera muy al tanto de las intenciones de su propio partido ya que, a priori, carecería de sentido adjudicar un contrato al CEEI si se quiere liquidar. Pero no solo eso, porque en el bipartito entienden que realmente la asociación, al no tener tres integrantes, se encuentra ya en causa de disolución.

Existen varias posibilidades para explicar esta sorprendente historia. La primera, improbable, es que Pérez Pardo quisiera ir en contra de lo que opina su grupo municipal. Las otras alternativas son que la edil no fue consciente de lo que firmaba o pensara que la disolución del CEEI no se iba a producir. o se iba a dilatar.

En este callejón sin salida, el vicealcalde, Vicente Marañón, ofrece una versión parecida a la última de las opciones ya que explica que quizá la disolución se alargue en el tiempo y es probable que el trabajo del CEEI finalice antes de tiempo. No parece, en cualquier caso, que este último argumento case con el hecho de que en el contrato se da de margen a la Asociación para terminar el trabajo hasta el 31 de diciembre.

Por otro lado, si se entiende que el CEEI está ya en causa de disolución (en una situación no conforme a lo que exige la Ley) sorprende que fuera una de las empresas a las que se invitó a presentar ofertas para ese contrato que pretende dar continuidad al proyecto de calidad turística SICTED. Es decir, se llamó expresamente al CEEI, no concurrió a un proceso abierto.

En la resolución no figura quién fue el técnico que realizó la invitación a las empresas y propuso la presentada por el CEEI. Lo único que aparece es que se ha nombrado responsable del contrato a la técnico de Turismo, Marta Nieto.

Nieto, ahora empleada municipal en activo, fue el pasado mandato trabajadora delGabinete de Alcaldía del Ejecutivo del PP. 

Sin una necesaria relación, cabe recordar que los populares han criticado enérgicamente durante este mandato que el bipartito quiera abandonar el CEEI.