scorecardresearch

Primavera con el Orfeón Donostiarra

A.S.R
-

El coro vasco brindará el 'Carmina Burana' el 23 de mayo en el Fórum e interpretará la 'Misa de la Coronación', de Mozart, en el concierto que dirigirá Gustavo Dudamel el 12 de junio

La formación centenaria utiliza mascarilla y guarda la distancia de seguridad en todas sus actuaciones. - Foto: Juantxo Egana

Muchos coros han enmudecido por la pandemia. Unos se han resignado a frenar su actividad; otros se han liado la manta a la cabeza y han peleado para mantenerse en movimiento. En este segundo grupo se encuentra el Orfeón Donostiarra. El centenario coro vasco vio como el coronavirus acallaba sus voces en los compases más duros de la crisis y como se posponían y cancelaban giras internacionales y nacionales en los últimos meses. Ante este panorama, la formación decidió convertirse en su propia promotora y organizar actuaciones tanto en San Sebastián como en ciudades cercanas. Este empeño los traerá el domingo 23 de mayo al Fórum Evolución (19 horas, entradas: 40, 35 y 30 euros, que se pondrán a la venta en Teleentradas y en las taquillas habituales) con el Carmina Burana, de Carl Orff, en el programa. No se quedará ahí su presencia a orillas del Arlanzón. Sus voces son las elegidas para participar en el concierto que dirigirá Gustavo Dudamel el 12 de junio en el marco del Octavo Centenario de la Catedral. 

«Para nosotros es un placer participar en una celebración tan importante. Cuando nos lo propusieron, inmediatamente dijimos que sí», señala el presidente del Orfeón Donostiarra, José María Echarri, que no olvida el concierto que dieron con el Orfeón Burgalés a los pies de la Escalera Dorada en los primeros pasos del aniversario de la colocación de la primera piedra del templo gótico con el Réquiem de Fauré en la partitura. 

No será la primera vez que se pongan bajo la batuta del venezolano, recién nombrado director de la Ópera de París. Echarri recuerda que ya lo hicieron hace unos años en Santiago de Compostela. «El hecho de que estemos presentes en los auditorios más importantes del mundo hace que seamos internacionalmente conocidos», anota desde la humildad. En esta ocasión, cantarán la Misa de la Coronación, de Mozart, una obra que forma parte de su repertorio habitual.

También lo es Carmina Burana, que han interpretado en más de 100 ocasiones en países de toda Europa y Estados Unidos y bajo las órdenes de figuras tan relevantes como los burgaleses Rafael Frühbeck y Víctor Pablo Pérez o Jesús López Cobos. El concierto del 23 de mayo contará con la dirección de José Antonio Sainz Alfaro y el coro estará acompañado al piano por Teodora Oprisor y Jon Urdapilleta y por TAUPA Grupo de percusión del Conservatorio Profesional de Música Francisco Escudero de San Sebastián. Las voces solistas serán las de la soprano Ana Otxoa Pando, el contratenor Aitor Garitano y el barítono José Manuel Díaz.

«Queremos que la música sinfónico-coral siga viva y que la gente la pueda escuchar en directo y no se limite a las retransmisiones», remacha el presidente de este coro que en 2022 cumplirá 125 años y añade que también les mueve algo tan importante como hacer que sus coralistas estén en un escenario y sientan que la gente está con ellos. «No podemos tener a más de 200 orfeonistas oxidándose y ensayando entre semana para no tener conciertos», concluye orgulloso sin dar importancia a la obligación de cantar con mascarilla y distancia de seguridad. Medidas ya asumidas que no han restado calidez al celebrado reencuentro con el público.