scorecardresearch

Abandonada y a la espera de una mano salvadora

R.E.M.
-

La iglesia de San Miguel de Cortiguera se incorpora a la Lista Roja de Hispania Nostra y poco pueden hacer los vecinos que quedan

Las ruinas y la vegetación en el exterior muestran el abandono de la iglesia. - Foto: Valdivielso

Son pocos los vecinos que viven junto a ella, pero ven con tristeza que pasa por sus peores momentos y, salvo que lo evite un milagro, seguirá muriendo poco a poco. Cortiguera, localidad perteneciente al Valle de Sedano que llegó a ser abandonada y que en los últimos años ha recuperado algo de vida,  observa ahora cómo su iglesia se encuentra próxima a derrumbarse por completo. Hispania Nostra la ha incluido en su Lista Roja después de que su techumbre venza y genere con ello que sus cúpulas  queden al descubierto. La vegetación también la ha invadido, muestra clara del abandono al que se ha visto sometida durante años. Únicamente  puede seguir resistiendo el máximo tiempo posible como buena superviviente, pero parece que no hay demasiados interesados en echarla una mano. Eso sí, quienes a diario la ven la han puesto una lona a modo de protección a la espera de que llegue pronto una solución mejor.

La iglesia de San Miguel de Cortiguera se convierte en el octavo monumento burgalés que este año engrosa el listado de riesgo de derrumbe parcial o desaparición total. La estructura de esta construcción del siglo XVI, que corre en estos momentos un gran peligro pertenece a un estilo gótico tardío, cuenta con una nave central y dos capillas laterales góticas de bóvedas de nervios, con tribuna de piedra al fondo y vanos con arcos moldurados. Aún se puede leer en una techumbre de madera sobre el campanario la inscripción «año 1964», un espacio al que se puede acceder desde el interior de la iglesia a través de una estrecha escalera de piedra.

Sin embargo, ahora este histórico edificio se ve en riesgo de «colapso, vandalismo y expolio», tal y como detalla Hispania Nostra como principales razones para introducirlo en la Lista Roja. Pero su patrimonio no es pequeño. Posee, además, una portada de grandes dovelas y friso superior con hornacina, que en origen estuvo protegido por una portada con bóveda de nervatura. Los retablos de esta iglesia, tanto el de Cristo Resucitado, datado en el primer barroco burgalés, como el de San Miguel, que se enmarca en una corriente primitiva del renacimiento e influido por la tradición de Felipe Vigarny, se conservan afortunadamente en el Museo del Retablo de la iglesia de San Esteban de Burgos.

Se trata de la octava entrada en una lista que no para de aumentar, donde el patrimonio religioso ahora supera al militar. Además de la de Cortiguera, se localizan la ermita de Nuestra Señora de Domo de David, en Rebolledo de la Orden, la Capilla del Sagrario de Briviesca y la iglesia de San Julián de Ovilla (Valle de Mena). Por otra parte están los castillos de Lara de los Infantes, el de Montealegre, en Merindad de Cuesta Urria,  y el Torreón de los Gallo, en Arcos de la Llana. También el penal de Valdenoceda forma parte de este grupo.

Puede que alguien consiga ayudar a salir de la ruina a un monumento, por muy pocos habitantes que cuente, y ejemplos de ello se han observado en la provincia. Ahí está el crowdfunding que se llevó a cabo en Fuenteodra, con solo 7 vecinos, para asegurar el futuro de la Dama de las Loras, que con un éxito rotundo consiguió 52.110 euros. Aún más reciente es el caso de Mazuela, que a pesar de que únicamente viven una treintena de personas se lograron 15.475 euros para su iglesia San Esteban Protomártir. Cortiguera espera ahora su mano salvadora.