scorecardresearch

Un jardín de altos vuelos

A.C.
-

El monasterio de Santa María de Rioseco estrena una zona verde renacentista que emula a la que tuvo, gracias al patrocinio del programa televisivo de Jesús Calleja, 'Volando voy', y a la colaboración de varios ayuntamientos

El programa ‘Volando voy’ se caracteriza por el apoyo a proyectos de desarrollo o empresariales en el medio rural y por sus vuelos en helicóptero. - Foto: A.C.

El monasterio de Santa María de Rioseco siempre sorprende y cada año da motivos para volver a visitarlo y perderse entre los restos que aún resisten gracias a la labor desarrollada durante más de una década por el colectivo Salvemos Rioseco y ahora por la fundación del cenobio y sus voluntarios. Pero esta semana, un nuevo atractivo ha venido a sumarse a su larga lista. Gracias al patrocinio de Zanskar Producciones y el programa televisivo Volando voy , que comanda el archiconocido presentador y aventurero Jesús Calleja, el monasterio estrenó ayer un jardín renacentista en el mismo espacio donde estuvo en el pasado.

Una excavación arqueológica previa ha dado fe de los restos de la fuente central del jardín y de sus canalizaciones de agua. Frente a lo que queda del palacio renacentista y la torre del Abad, los puntos ahora más débiles del monasterio y que su fundación va a tratar de recuperar buscando los apoyos económicos necesarios, un jardín de 1.700 plantas ha brotado en apenas dos semanas. Una veintena de voluntarios con el apoyo de trabajadores de las plantillas municipales de Medina de Pomar, Villarcayo, Espinosa de los Monteros y el Valle de Manzanedo han trabajado para crear un espacio único diseñado por un paisajista que ha buscado en cada planta su conexión con el monasterio y el entorno.

Calleja, quien alabó la tarea del millar de voluntarios que han pasado por Rioseco en esta década, así como la labor de su fundación y sus proyectos  encaminados a crear una hospedería o una cafetería, entre otros servicios, grabó ayer la puesta de largo del jardín. El programa, que ha llegado a superar audiencias de 1,5 millones de telespectadores, se podrá ver en su séptima temporada televisiva, a partir de septiembre, los domingos, a las 21.30, en Cuatro de Mediaset.

Jesús Calleja, durante la grabación.Jesús Calleja, durante la grabación. - Foto: A.C.

El jardín está pensado para gustar todo el año, porque no explotará solo durante un corto periodo, sino que sus pequeños espacios floridos irán apareciendo poco a poco como una sintonía de color perfectamente ensayada en la mente de los paisajistas que lo han creado por encargo de Volando voy. Esta semana su característico helicóptero ha sobrevolado y grabado la comarca de Las Merindades, sorprendiendo a los más despistados que acaso pensaban que se trataba de un helicóptero de lucha contra incendios, que buscaba a algún desaparecido o iba a por un herido en accidente.

El jardín ya está precioso, pero para que muestre toda su belleza necesitará un año o incluso dos, según los expertos, con lo que la primavera de 2023 será un momento cumbre para regresar una vez más a Rioseco. Las tareas de la Semana del Voluntario, que se celebrará del 26 de julio al 1 de agosto, también descubrirán un poco más el monasterio e invitarán a volver. La excavación arqueológica iniciada en 2020 por Silvia Pascual en el antiguo refectorio -comedor- y que sacó a la luz una fuente o pila de agua se continuará excavando. También se desescombrará dentro del palacio renacentista.

Concierto, esta tarde. Hoy, a las seis de la tarde, arranca la programación cultural, del verano con el concierto de música barroca del flautista Antonio Arías y al clave, Diego Crespo. Como siempre, todo lo recaudado con los donativos de 10 euros irá destinado a las obras de restauración.

El espectacular resultado en el jardín del monasterio, que emula al que tuvo hace siglos.El espectacular resultado en el jardín del monasterio, que emula al que tuvo hace siglos. - Foto: A.C.