scorecardresearch

«Seamos capaces de cambiar»

GADEA G. UBIERNA
-

El psiquiatra Jesús de la Gándara presenta este miércoles en la Sala Polisón 'Un nuevo mundo viene', un libro en el que defiende que «el asunto covid» será el trampolín hacia una sociedad más sana, justa y equilibrada

El psiquiatra Jesús de la Gándara es un convencido de que se puede cambiar para mejor. - Foto: Alberto Rodrigo

Jesús de la Gándara se confiesa optimista empedernido -«por naturaleza y aprendizaje»- y no solo es de los que siguen creyendo que la sociedad puede sacar algo bueno de la pandemia, sino que defiende que es, casi casi, una obligación aprovechar este acontecimiento histórico para transformar el mundo. «Como psiquiatra, lidio todos los días de mi vida con el sufrimiento humano, pero también veo milagros todos y cada uno de esos días. ¿Cómo no va a ser posible generar un nuevo mundo y un ser humano mejor y más feliz?», dice, en un encuentro con Diario de Burgos, previo a la presentación del libro en el que desgrana los porqués de su confianza en que «el asunto covid» ejerza el papel de catalizador: Un nuevo mundo viene. Crónicas para no olvidar lo que pasó. La presentación oficial será este miércoles, a las 20.00 horas, en la Sala Polisón.

El libro es el resultado de dos años de trabajo y de observación de la pandemia desde «la mesa, por donde pasa el sufrimiento humano, y desde la ventana, por donde miro la vida», dice. Así, el exjefe de Psiquiatría en el HUBU, jubilado en la sanidad pública pero activo en la privada, ha plasmado en 222 páginas lo que ha sido -y es- la vida en lo que él llama «la era covid»; una época de más de dos años de duración, en la que distingue tres frentes distintos: «El de la salud, con la enfermedad y la muerte como acompañantes, como en toda gran pandemia; el social, con impacto en la política, en la economía...; y, por último, el de la información. La peste medieval no se podía comunicar ni tampoco la gripe de 1918, cuando solo había telégrafo y unas radios muy pedestres».

De ahí que De la Gándara defienda que «esta es la pandemia más grande de la historia de la humanidad» y que, por lo tanto, es inevitable que, como ya sucedió en todas las anteriores, no provoque un cambio social, de menor o mayor magnitud. Pero para eso es necesario un cierto sosiego que permita pensar en lo ocurrido y sacar conclusiones. Algo que choca frontalmente con la forma de vida imperante en este momento del siglo XXI, «rápida y superficial, en la que corremos el riesgo de olvidar muy deprisa y aprender poco». Y, por esa razón, el psiquiatra quiere dejar constancia de lo sucedido desde marzo de 2020, cuando la pandemia explotó y evidenció dos cosas, que cree que son las que hay que interiorizar: la fragilidad de la vida y la necesidad de globalizar las soluciones a los problemas.

«Los remedios no solo dependen de que haya alternativas maravillosas para unos pocos, sino que tienen que ser compartidos con la humanidad y basados en dos cosas, que son la ciencia y la cultura».

Ciencia y cultura. Estas dos herramientas, en forma de vacuna y de información, han sido clave para cambiar el curso de la pandemia, pero De la Gándara defiende que tienen la misma utilidad en cualquier otro reto que se presente. Y, si de verdad se interiorizan y aprenden, pueden volver a utilizarse. «Ahora, consiste en que las grandes amenazas del mundo real -que, esencialmente, son el cambio climático, la crisis energética y la política- den lugar a un nuevo mundo: de relaciones, más solidario, comprometido y más constante. Pero un nuevo mundo de verdad, de hechos». Esto es, que la pandemia puede ser vista como una oportunidad de crecimiento.

El guion, para el psiquiatra, debería ser el denominado Green New Deal (el 'nuevo reto verde', una corriente política y económica para responder a los problemas del siglo XXI), según la visión transformadora del sociólogo Jeremy Rifkin, «que encaja perfectamente con ser más solidarios y tolerantes, con abrir nuestras fronteras no por moralina, sino por inteligencia: porque es mejor para todos. Y, al hablar de reto verde, no es solo por ecologismo, sino porque tenemos que construir un mundo nuevo».

Cree que a este punto se hubiera llegado sin pandemia, pero la crisis sanitaria «nos ha hecho pensar» y, matiza, «una vez que pasemos este coletazo de la amenaza económica, que es consecuencia de lo ocurrido en estos últimos dos años, recuperaremos la capacidad de reflexión y de hablar de forma más serena de lo aprendido». A ello ayudará lo que el psiquiatra llama «el asunto covid», que diferencia de la enfermedad «covid» porque esta última se superará con la ciencia, pero todo lo que ha habido alrededor «perdurará como un símbolo en la humanidad».

Por esa razón, concluye el psiquiatra en su libro, «tendremos que seguir atentos, no desoír las voces que por doquier se elevan contra el loco estilo de vida actual, que claman por un mundo en el que las máximas aspiraciones de la humanidad no sean crecer y sobrevivir, sino mejorar y supervivir».