scorecardresearch

Un crimen a resolver sobre cuatro ruedas

ALMUDENA SANZ
-

Suscitar curiosidad sobre las leyendas locales a partir del asesinato de un impresor es el fin del juego de escape del bibliobús de San Juan

Dónde, cómo, qué día, la hora, por qué y quién son las seis preguntas que deben responder los participantes. - Foto: Valdivielso

La noticia del asesinato del famoso impresor A.M.S. corre como la pólvora en la provincia. Su trabajo de recopilación de las leyendas locales le ha llevado a todos los pueblos y a custodiar muchos secretos. ¿Quién ha cometido el crimen? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Qué día ocurrió? ¿A qué hora dejó de latir su corazón? ¿Cómo acabaron con su vida? Seis intrépidos, y novatos, agentes se prestan a resolver el misterio. No tienen mucho tiempo. 45 minutos. La cuenta atrás empieza en el cronómetro. Los gordos números rojos no dan tregua. Cada uno se coloca frente a una pizarra con una pista para dar con la respuesta a una de las seis preguntas. Antes, la jefa de la investigación, Irene Rodríguez Manero, los da un consejo: Y, recordad, no merece la pena resolver a lo loco. Cada uno tiene lo necesario lo más cerca posible. Leyendo bien se llega lejos

Puede parecer una recomendación de cortesía. No lo es. Bien harán quienes la sigan a pies juntillas. El juego de escape que plantea el bibliobús aparcado en la plaza de San Juan es todo un desafío. Requiere concentración, suspicacia, capacidad de observación, bagaje cultural... Unos lo ven difícil; otros, imposible. Lo han conseguido pocos, pero haberlos haylos. Hasta ahora, la resolución siempre ha necesitado de la ayuda de pistas adicionales. Pero todavía quedan oportunidades para sagaces criminalistas. El reto se repite hasta el sábado dos veces al día, 18.30 y 19.15 horas, con inscripción previa en la Biblioteca Pública y máximo de seis participantes, a partir de 8 años (debido a la gran acogida habrá una sesión más el mismo sábado a las 12 h.).

Pasar un buen rato es uno de los objetivos, que consigue, de esta iniciativa, pero esta habitación de escape sobre cuatro ruedas trasciende la pura diversión. Quiere guiar a los intrépidos investigadores a los libros, que se alinean en las estanterías de todo el vehículo, e incidir sobre una riqueza perdida en la provincia: sus leyendas. 

«Burgos tiene muchos seres mitológicos, era un lugar con gran riqueza en leyendas, y ahora todo el mundo habla de Galicia, Asturias o Cantabria. Burgos era tremenda y es una pena que otras se lleven esa fama», lamenta Rodríguez Manero, miembro de +Parafernalia, la asociación que ha creado la trama, que busca rescatar a duendes, brujas, sacamantecas, paparrasollas, cocharronas, marronas o zampararrayas (si alguien en la sala escuchó hablar de este último personaje que hable ahora). 

El reloj avanza imparable. La investigación está atascada. Los miembros del equipo se cambian de pizarra para que las pesquisas sean leídas con otros ojos. Resueltas todas, se ponen en común para dar con el código que gire el criptex y desvelar lo que esconde. Todos cantarán victoria. La solución estaba más cerca de lo que pensaban. El asesinato del impresor se resolverá. Y las puertas del bus se abrirán.