Manero se va a Canarias y deja de ser secretario municipal

C.M.
-

Su salida voluntaria del Ayuntamiento de Burgos cierra una designacion polémica que anularon los tribunales, pese al empeño del alcalde por mantenerlo

Manero se va a Canarias y deja de ser secretario municipal - Foto: Luis López Araico

El Pleno extraordinario que se celebra hoy en el Ayuntamiento para el sorteo de las mesas electorales para las elecciones municipales del 26 de mayo será el último para Luis Alfonso Manero como secretario general. Su salida voluntaria para ocupar otra plaza en Canarias cierra una polémica designación, primero provisional y luego definitiva, que fue anulada por los tribunales e, incluso, llegó al Supremo.
El habilitado nacional optó a un puesto en Gran Canaria para el que fue seleccionado antes de Semana Santa, momento en el que se lo comunicó al alcalde, Javier Lacalle, aunque hasta hoy no se hará efectivo su cese para poder incorporarse en su nuevo destino, dado que tiene un mes para incorporarse.
Su cese evita poner de nuevo al alcalde, Javier Lacalle, en una situación muy incómoda tras la sentencia del Tribunal Supremo, que no admitió los recursos de casación que presentaron tanto Manero como el Ayuntamiento contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que anuló su designación por falta de motivación y ordenó retrotraer todo el procedimiento al momento previo al que Lacalle firmó su nombramiento.
El del TS era el cuarto revés en los tribunales para el Ayuntamiento por el nombramiento de Manero. El julio de 2018 el Tribunal Superior de Justicia desestimó el recurso presentado por él y el Consistorio y confirmó otro fallo del Juzgado Contencioso Administrativo número 2 que anuló su designación. Su nombramiento fue recurrida por el vicesecretario del Ayuntamiento que aspiraba al puesto, otro candidato y el Consejo General de Colegios Oficiales de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local.
Los diferentes fallos han cuestionado que los méritos del actual secretario se valoraran más que los de los otros 4 candidatos que se presentaron «sin fundamentación» pese a que varios tenían más experiencia y en municipios más grandes. Manero fue designado secretario provisional en diciembre de 2014 y definitivo un año después.
Su nombramiento siempre fue cuestionado por la oposición pero el alcalde decidió mantenerle aunque tras el pronunciamiento del Supremo indicó que «cumpliría la sentencia» aunque al parecer no se ha notificado. Este periódico ha intentando obtener desde el viernes la versión de Manero sin lograrlo.