La monja que ayudó a los yonquis

A.G.
-

Aurora Herrera, natural de Sasamón, recibió en Vitoria el Celedón de Oro, que distingue a los 'ilustres' de esa ciudad. Más de 40 años de trabajo contra las adicciones y la exclusión conforman su hoja de servicios de esta religiosa burgalesa.

Herrera, en el acto de entrega del Celedón, con el otro premiado, el organizador y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtarán (dcha.).

Toda esta labor le fue reconocida la semana pasada a Aurora Herrera, de la orden de las Hijas de la Caridad, con el premio Celedón de Oro de la capital alavesa, un galardón que la ha llenado de orgullo, según cuenta. «Por un lado me parecía que era algo muy grande para mí, que había otras personas que lo merecían más pero, por otro, me siento muy agradecida por el reconocimiento», explica.