scorecardresearch

El Real Madrid no levanta cabeza

Europa Press
-

Los de Laso pelean hasta el final en Belgrado -a base de triples de Llull-, pero no evitan su cuarta derrota consecutiva (65-62). El Bitci Baskonia despierta ante el Anadolu Efes (87-74)

El Real Madrid no levanta cabeza - Foto: ANDREJ CUKIC

El Real Madrid continúa sumido en una racha negativa de resultados después de perder este martes frente al Estrella Roja (65-62), en la jornada 20 de la fase regular de la Euroliga, y encadenar así su cuarta derrota consecutiva en la máxima competición continental, donde da vía libre al Barça en el liderato.

El equipo de Pablo Laso no pudo frenar su mala dinámica en la Sala Pionir de Belgrado pese al arreón final con los triples de Sergio Llull. Los blancos estuvieron cerca en varias ocasiones, incluso dominaron el marcador, pero en el momento de la verdad volvieron a cometer errores recientes, sobre todo en el tiro exterior.

El desacertado porcentaje desde el perímetro (9 aciertos en 37 intentos) condenó a los merengues, que fueron sobreviviendo por los rebotes de Tavares y la agresividad de acciones puntuales. Un mate de Hanga, un robo de Rudy Fernández y un tiro de Heurtel de media distancia dieron aire a los merengues, que nunca llegaron a estar cómodos del todo.

En los locales, Nikola Ivanovic se quedó a gusto cuando más lo necesitaban los suyos. Seis puntos consecutivos frenaron el despertar del Real Madrid, que volvió a perder el control en favor de un Estrella Roja más acertado en el triple y espoleado por su afición. Davidovac dio buena cuenta de ello (13 puntos). La empresa se complicaba con el paso de los minutos, pero los blancos no murieron hasta el final.

El empeño de Llull con cinco triples, tres de ellos consecutivos, permitieron al Madrid afrontar los últimos 13 segundos con un punto de diferencia (63-62), pero los de casa no fallaron a la hora de la verdad. El esfuerzo de los madrileños, minimizados por la impotencia de su poca efectividad, se quedó en nada cuando Llull no pudo obrar la proeza en una polémica jugada final.

El balear lanzó desde casi ocho metros, desestabilizado por un rival, pero los árbitros no decidieron señalar falta. Esa fue la última bala del Real Madrid que tampoco pudo sacar el pie del hoyo en Belgrado. La derrota deja al Olimpia Milano -con un partido menos- a solo dos triunfos de los merengues, que atraviesan su peor momento de la temporada.

 

El Baskonia firma su primera victoria del año en Euroliga

El Bitci Baskonia ha firmado este martes ante Anadolu Efes su primera victoria del año en la Euroliga (87-74), en el partido aplazado de la jornada 20 de la fase regular, una noche en la que los vitorianos se repusieron al golpe inicial, cortesía del exbaskonista Shane Larkin, para remontar después del descanso.

Los de Neven Spahija, que llegaban crecidos a la cita tras sorprender al Real Madrid en el WiZink Center, supieron aprovechar la confianza para conseguir su primer triunfo de 2022 en la competición continental, en la que no vencían desde el 30 de diciembre.

Todo en un partido trabado y que supo desenmarañar con su reacción de la segunda parte gracias a la buena actuación de hombres como los estadounidenses Wade Baldwin, que aportó 20 puntos para un 31 de valoración, y Matt Costello, con un 'doble-doble' de 10 tantos y 10 rebotes.

El estonio Sander Raieste, que sorprendió aportando 11 puntos, el italiano Simone Fontecchio (15) o el lituano Rokas Giedraitis (10) también se unieron al preciosista final de Baskonia ante su público.

Enfrente, el campeón de Europa parecía no dar opción en el regreso al Buesa Arena de Tibor Pleiss, Rodrigue Beaubois y, sobre todo, de Shane Larkin, que se convirtió en uno de los protagonistas del encuentro. De hecho, los vitorianos se encontraron desde el inicio con serios problemas para defender el bloqueo directo al base estadounidense.

El exjugador baskonista anotó sus cinco primeros intentos desde la línea de tres para llegar al descanso con 6 de 7 triples. Sus 18 puntos, unidos a los 13 del serbio Vasilije Micic, permitieron a los turcos hacerse con una renta de siete puntos al intermedio (36-43).

Sin embargo, el cuadro vasco reaccionó tras el paso por vestuarios, controlando el rebote y endosando a su rival un parcial de 22-9 que le hizo llegar con ventaja al cuarto definitivo (62-58), una renta que supo administrar y aumentar en un final que confirmó su primer triunfo del año en la Euroliga.