scorecardresearch

El bar de la estación sale a concurso tras tres años cerrado

H.J.
-

ADIF rebaja la renta hasta los 6.400 euros anuales y no pide una inversión inicial fija, al contrario de lo que sucedió en 2009

El establecimiento quedó cerrado en diciembre de 2020 y desde entonces sigue así. - Foto: Jesús J. Matías

Han pasado casi tres años desde que la estación de trenes de Burgos se quedó sin cafetería. El último concurso, convocado en diciembre de 2019, quedó desierto y desde entonces la única manera de comprar comida y bebida ha sido mediante máquinas de venta automática. Ahora el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) vuelve a intentar reabrirla.

El organismo estatal ha convocado una licitación por procedimiento abierto para licitarlo, que incluye tanto el local interior de 273 metros cuadrados como la terraza  de 115 metros de la que dispondría en el espacio exterior anexo, con una renta mínima de 51.497 euros (más IVA) y una vigencia de 96 meses, el equivalente a 8 años. La media anual queda por tanto en el entorno de los 6.400 euros, aunque parte de los 6.000 euros exactos el primer año y acaba en los 6.892.

Se trata de una sustancial rebaja frente a las condiciones que se planteaban en el concurso de hace tres años. En aquel momento también salió por un periodo de explotación de ocho años, pero con un arrendamiento mínimo de 66.092 euros que suponía algo más de 8.000 euros anuales. Y a esto se añadía que el ADIF solicitaba una inversión mínima de 115.000 euros a quien quisiera quedarse con la estación.

Inversión abierta. Esta última cantidad se dividía entre 90.000 euros para la modernización del local (divididos entre obra civil y mobiliario) y 25.000 para implantar en vinilos, mostradores, cartelería y máquinas de venta la imagen de 'Máscosas' , una marca comercial con la que Adif explota este tipo de espacios en las estaciones de tren de toda España. Sin embargo, en el nuevo pliego que acaba de salir a licitación ya no se exige una inversión inicial concreta ni la adaptación a la mencionada marca comercial. Sí que se puntúa el volumen de la inversión, con lo que los aspirantes pueden comprometerse a ella, y se cita genéricamente la posibilidad de explotarlo bajo una marca, pero sin especificarla.

Los interesados tienen de plazo para presentar ofertas hasta las 12,00 horas del día 28 de octubre de 2022, pero las condiciones económicas no se conocerán oficialmente hasta el 8 de noviembre. Será difícil por tanto que este espacio de restauración vuelva a operar antes de final de año. Si lo hace será ya a las puertas de las navidades.

ARCHIVADO EN: ADIF, Burgos, Inversiones, IVA