scorecardresearch

La falta de bomberos cierra el parque de Aranda si hay aviso

DB
-

El domingo, los cuatro efectivos tuvieron que intervenir en tres fuegos prácticamente simultáneos en el camino de Arandilla, Vadocondes y Villanueva de Gumiel

La falta de bomberos obliga a cerrar el parque si hay aviso - Foto: Patricia

La falta de personal en el Parque de Bomberos de Aranda de Duero, agravada después de que sus profesionales se negaran a hacer horas extra desde el 1 de abril, obliga a que en caso de emergencia, las instalaciones tengan que cerrar. No sin antes avisar a Policía Local para que "custodie el parque desde su exterior" e informar al 112 de que la base se queda sin efectivos.

"Ni siquiera para atender las comunicaciones de otro siniestro e hipotecando una patrulla de Policía Local, que tampoco andan sobrados de personal", advierten los representantes sindicales de los bomberos en un comunicado, en el que denuncian una vez más que están interviniendo con un número de efectivos inferior al mínimo de cinco, como se estableció en un acuerdo firmado en noviembre de 2012 por la Junta de Gobierno Local.

Así las cosas, el viernes 8 de abril, los tres bomberos de guardia acudieron a sofocar un incendio en una nave en Roa de Duero. Dos días después, se solaparon algunas intervenciones. Sobre las 20:50 horas recibieron un aviso para apagar un incendio en el camino de Arandilla. Mientras estaban extinguiéndolo, fueron avisados para acudir a otro siniestro en Vadocondes y durante el trayecto se les alertó de otro fuego en una casa en Villanueva de Gumiel. Tras controlar el incendio en Vadocondes y "ante la grave situación en Villanueva de Gumiel" dejaron la actuación en el primero. ¿La consecuencia? El fuego se reavivó horas más tarde. 

"Estas y otras situaciones parecidas se dan casi diariamente, haciendo de la inseguridad, tanto para ciudadanos como para los propios bomberos, una costumbre que puede desembocar en alguna situación fatal", concluyen.