Una prostitución con nuevas caras

M.L. Martínez (ICAL)
-
El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, firma dos convenios municipales de apoyo a la mujer con las asociaciones Betania y Ain Kare.m, representadas por Consuelo Rojo, y Jorge Simón (D). - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

La superiora de la comunidad religiosa Adoratrices, Consuelo Rojo, ha alertado esta mañana de que están apareciendo «nuevas formas» de prostitución en las que se «incrementa la clandestinidad de la actividad en estancias particulares».

La comunidad, que desarrolla en la provincia de Burgos el proyecto Betania -programa de apoyo para mujeres en contextos de exclusión, prostitución y víctimas de trata con fines de explotación-, atendió en 2015 a 408 contactos y se trabajó con 96 mujeres en seguimiento o acompañamiento.