scorecardresearch

Integración para la historia

SPC
-

CaixaBank culmina la operación más relevante del sector nacional de las últimas dos décadas tras migrar este fin de semana los datos de todos los clientes de Bankia en un tiempo récord

Integración para la historia

Hay que echar la vista atrás, concretamente al 3 de septiembre de 2020, para encontrar la primera noticia que confirmaba lo que era un runrún en muchos círculos del sistema financiero. Ese día, CaixaBank, tercera entidad nacional en cuanto a número de activos, y Bankia, quinta, hacían público, con un comunicado a la Comisión Nacional delMercado de Valores, que se encontraban inmersas en el estudio de una posible fusión. La operación daría lugar al nacimiento del primer banco por activos del país. Un gigante financiero  que estaría liderado por José Ignacio Goirigolzarri -presidente- y Gonzalo Gortázar -consejero delegado- y que hoy es una realidad.   

Desde el pasado viernes, CaixaBank ha llevado a cabo la integración tecnológica con Bankia, un proceso mediante el cual se han unificado los sistemas informáticos de ambas entidades y sus datos. En esta operación, jamás acontecida por el tamaño de ambas entidades y la complejidad del proceso, se ha transmitido la información de 7,6 millones de clientes de Bankia con un volumen de 10,4 PetaBytes, que equivale a 45 veces la capacidad almacenada en Spotify o al peso de 1.800 millones de canciones en formato mp3. En total, son 2.500 millones de documentos digitalizados que, extendidos en papel, ocuparían la superficie de más de 20.000 campos de fútbol. Y todo ello en tiempo récord. Caixabank terminó ayer, un día antes de lo previsto, la operación y ya todos los clientes de Bankia pueden operar con normalidad desde el servicio de banca digital. Desde allí, pueden consultar su saldo y realizar operaciones con CaixaBankNow e Imagin. También se ha restablecido el servicio de envío y recepción de dinero a través de Bizum y las transferencias inmediatas que tienen como origen o destino a clientes de Bankia.

Líder a nivel nacional

El resultado de la integración de Bankia en Caixabank supone la creación del banco líder del sistema financiero español, con más de 664.000 millones de euros en activos, lo que le sitúa como el banco más grande del mercado nacional, con una posición destacada dentro de la UE y una capitalización bursátil que sobrepasa los 16.000 millones.

 Con la fusión, el grupo refuerza su liderazgo en banca retail en España, con más de 20 millones de clientes y la primera posición en cuota de mercado de los productos clave: depósitos (24%), créditos (25%) y ahorro a largo plazo (29%), donde se encuadran seguros de ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones. 

Con respecto al accionariado, CaixaBank será el mayoritario, con el 74,2% del capital de la nueva entidad, del que cerca del 30% estará bajo la participación de CriteriaCaixa, que a su vez está controlada por la Fundación Bancaria 'La Caixa'. El 25,8% restante será de Bankia, con un 16,1% del FROB.

Gran peso en europa

Pero la integración no solo tiene relevancia a nivel nacional, sino que en los mercados, sobre todo el del Viejo Continente, se ha generado un enorme interés por la integración.

La operación más relevante del sector financiero patrio en las dos últimas décadas coloca a España en una situación privilegiada para competir con los mejores bancos europeos. Y es que Caixabank va a disponer de una cuota de mercado similar a la de las grandes entidades de la UE en sus Estados. Como ya han puntualizado un buen número de analistas, el tamaño de la nueva entidad le permite competir en mejores condiciones a nivel europeo. Los reconocimientos de Euromoney o Global Finance ensalzan la operación como la «Mejor Transformación Bancaria del Mundo» y consideran a la nueva entidad como «El mejor Banco en Europa Occidental». Basta con recordar que CaixaBank disparó su beneficio hasta 4.801 millones de euros en los 9 primeros meses de este año por los extraordinarios derivados de su fusión con Bankia. El gigante que surge con la integración ayuda a robustecer el sistema financiero nacional, una entidad que es capaz de ofrecer la red de oficinas y cajeros más extensa del sector y la mayor banca digital de España.