Menos, pero nos visitan

R.E.M
-

Hasta la ciudad han llegado numerosas personas aprovechando este largo fin de semana y se ha notado tanto en monumentos como en hoteles, aunque con cifras más bajas por la crisis

Mochilas cargadas para pasar unos días en la ciudad y con el objetivo principal (compartido por la mayoría de turistas) de ver la Catedral. - Foto: Luis López Araico

A pesar de que la crisis del coronavirus ha impedido realizar numerosos viajes y hacer demasiados planes para un fin de semana largo como el del puente del Pilar, una gran cantidad de turistas se han decantado por Burgos como destino para pasar estos días. Obviamente, como viene sucediendo desde que se decretó la pandemia, el número de visitantes se ha reducido notablemente y cualquier comparación con años anteriores se queda simplemente en un sueño inalcanzable actualmente. Sin embargo, este domingo se podía comprobar cómo la Catedral o el Museo de la Evolución Humana recibían personas a buen ritmo, el Arco de Santa María o la estatua del Cid -que ahora viste con los colores del Hereda San Pablo- se fotografiaban constantemente y que los mapas y las maletas abundaban por el casco histórico.
Estos hechos que se podían observar en las calles también se veían reflejados directamente en los hoteles, donde la mayoría reconocían que las expectativas eran peores. Hay que recordar que ciudades como Madrid están bajo el estado de alarma y otras como Palencia, León o Miranda de Ebro se encuentran confinadas... Sin embargo, el Hotel Silken Gran Teatro se encontraba completamente lleno y sin habitaciones libres, tal y como ocurría en años anteriores. El Hotel NH Collection, por su parte, llegó a tener el sábado una ocupación del 87% (con 93 de 110 reservadas) mientras que el viernes y el domingo fue inferior con un 39% y 55%, respectivamente.
En otros establecimientos de este tipo consultados la situación era muy dispar. Por ejemplo, en el Hotel Centro Los Braseros entre el sábado y el domingo la ocupación se situaba en el 63%, pero descendía hasta el 47,5% al tener en cuenta también el viernes. Reconocen que se han producido muchas cancelaciones de última hora, y los datos finales son incomparables a otros años donde se colgaba el cartel de completo. En el Mesón del Cid se habían reservado aproximadamente un tercio de las habitaciones para estas fechas, que tradicionalmente se convierte en una de las mejores del año.
En cuanto al lugar de procedencia de los clientes, País Vasco, Cantabria, Aragón, La Rioja y Castilla y León se situaban en los primeros puestos. Notándose notablemente el descenso de madrileños por la crisis del coronavirus. Unos datos que se entienden mejor si se atiende a las cerca de 500 personas que pasaron durante el sábado y el domingo (hasta las 14 horas) por el Centro de Recepción de Turistas y que demuestran que el 36% de quienes preguntaron allí procedían del País Vasco y el 12% de Castilla y León. Más abajo se encontraban aragoneses, navarros... y con la ausencia de extranjeros.

Visitas al MEH. Mucho movimiento se podía observar durante la jornada de ayer en el Museo de la Evolución Humana, especialmente de familias con niños, aunque las medidas para garantizar la seguridad hacen que los datos no tengan nada que ver con los de 2019. Hasta las 14,00 horas de ayer habían llegado un total de 970 visitas, lo que se traduce en un  44% menos que en el puente de octubre de hace un año cuando se alcanzaron las 1.732. En los yacimientos la cifra de asistentes se situaba en 176 (mientras que hace un año en 902) y en el CAREX se sumaron 165 (lejos de los 683 de 2019). Sin embargo, todas las plazas de visitas ofertadas estaban reservadas como resultado de esas restricciones en cuanto número, frecuencia y máximo de personas (9 y el monitor) e igualmente los talleres se han completado.