scorecardresearch

Cribado para detectar aneurismas de aorta abdominal en Burgos

GADEA G. UBIERNA
-

El Congreso de Cirugía Vascular ofertará realizar estas pruebas a hombres mayores de 65 años. Se realizarán el 31 de mayo y el 1 de junio ante el Fórum, que reunirá a unos 400 cirujanos de esta especialidad en su encuentro anual estatal

Los encuentros científicos y médicos en el Fórum se retomaron el pasado junio con el de la imagen, que fue el de la Sociedad Española de Contracepción. - Foto: Jesús J. Matías

La Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular celebrará su congreso anual en Burgos, del 31 de mayo al 3 de junio, con una actividad novedosa en encuentros científicos de este tipo en España: un cribado para detectar de forma precoz aneurismas de aorta abdominal, que son dilataciones de esta arteria a una altura algo por encima del ombligo. Es más frecuente en hombres mayores de 65 años, por lo que las pruebas están pensadas para esta población.

Así lo explica el jefe de Cirugía Vascular en el HUBU y, a su vez, integrante del comité organizador del encuentro, Ignacio Agúndez, quien subraya que el diagnóstico temprano de esta enfermedad es clave, porque la mortalidad es muy alta -«del 100% sin tratamiento y próxima al 80% con tratamiento»- y no hay nada que alerte de la dilatación que acaba por romper la aorta. «El primer síntoma es la ruptura», destaca Agúndez, explicando que la única manera de localizar y tratar a tiempo  el ensanchamiento es mediante una ecografía abdominal.

Por este motivo, y en colaboración con una empresa privada del sector, se ha pedido autorización al Ayuntamiento para instalar ante el Fórum -sede del encuentro que reunirá a unos 400 cirujanos vasculares de toda España- un camión con dos ecógrafos para que todos los varones de más de 65 años que lo deseen acudan, sin necesidad de cita previa, para hacerse la prueba el martes 31 de mayo y el miércoles 1 de junio. «Se tarda tres o cuatro minutos, es indolora y los casos que descubramos habrá que seguirlos, estudiarlos y tratarlos», cuenta Agúndez, especificando que el cribado se centra en hombres porque los aneurismas de este tipo en mujeres «son muy infrecuentes». No obstante, matiza que si en varones la rotura se produce a partir de los 55 milímetros de dilatación, en ellas «se rompe antes, a los 50 milímetros; pero es excepcional».

La incidencia del aneurisma de aorta abdominal entre población general es de entre 1 y 1,5 por cada cien personas y Agúndez afirma que en el HUBU suelen tratar «unos 30 al año». Añade que en el 80% de los casos se opta por la terapia menos agresiva para el paciente, que es «la endovascular, que se puede hacer con dos pinchazos, uno en cada ingle, y como son pacientes sanos, sin síntomas, los operas y al día siguiente se van». Pero explica que «hay veces en las que es necesario el tratamiento abierto», más invasivo y con una recuperación más lenta.

Factores de riesgo. El jefe de Cirugía Vascular en el HUBU aclara que el aneurisma de aorta abdominal forma parte de las arteriosclerosis, «que a unos pacientes les obstruye las arterias provocando isquemias y a otros les dilata». Los factores de riesgo son casi los mismos en sendos casos: tabaquismo, hipertensión y colesterol. La diferencia, matiza, está en que la diabetes no influye en la dilatación de la aorta y sí en las isquemias.

Dado que la incidencia es creciente con la edad, Agúndez destaca la importancia de hacerse la prueba «para evitar esos sustos, que personas sin síntomas y sin dolor, de repente mueren por rotura de la aorta».

Este congreso estatal iba a celebrarse en el 2020, pero se ha pospuesto dos años seguidos.