scorecardresearch

Los burgaleses siguen emigrando, con Europa como destino

G. ARCE - L.M.
-

7.205 nacidos en la provincia residen en otros países, lo que supone un crecimiento del 3,2% con respecto a hace un lustro. El flujo a todos los continentes, salvo a Australia y África (aunque testimonialmente), ha disminuido

Número de burgaleses en cada país en 2021. - Foto: Carlos García Infografía DB

A la espera de conocer los efectos devastadores de una guerra en plena Europa, ha quedado claro que el cierre temporal de fronteras y las limitaciones sanitarias iniciadas en 2020 por la pandemia no han puesto coto a la emigración de los burgaleses, aunque sí han cambiado sus destinos de preferencia. En los últimos cinco años, los burgaleses de nacimiento con residencia en el extranjero han crecido un 3,2%, hasta alcanzar los 7.205 en el año 2021, según los datos del PERE, el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), del Instituto Nacional de Estadística (INE). Más de la mitad de ellos han buscado la prosperidad económica y vital en Europa, el único continente que crece en población burgalesa, salvo los casos testimoniales de Oceanía y África. 

En la fotografía fija de esta emigración hay más presencia de mujeres, son el 52,4%, aunque los hombres son mayoritarios en los continentes americano y asiático. Por edades, se contabilizan 498 menores de 16 años y el resto se reparten, casi a partes iguales, entre los 16 y los 65 años (3.381) y los mayores de 65 años (3.326). Estos últimos son predominantes en América (1.901), tierra de emigración de muchas generaciones de españoles por afinidad cultural e idiomática, seguido de Europa (1.271), mientras que en el resto de los continentes son minoritarios los mayores. 

El PERE, que contiene las inscripciones de las personas que gozando de la nacionalidad española viven habitualmente fuera de España (sea o no ésta su única nacionalidad), localiza en Europa a 3.955 burgaleses, lo que supone un 10,8% más que en los registros de 2016, y en este contienen están además los tres países con mayor población autóctona del mundo. 

Los encabeza Francia, con 1.197 habitantes, y seguidos por Reino Unido (764) y Alemania (734). De entre los tres países, el que más crecimiento ha experimentado en el último lustro ha sido Reino Unido, hasta un 17,5%, un destino muy elegido pero marcado por su salida de la Unión Europea y por un cambio radical en su política de inmigración.

El alto potencial económico y laboral de Alemania genera un 11,7% de crecimiento de la población burgalesa, mientras que, en el vecino francés, sube algo menos, un 7,9%, aunque se mantiene como el primer destino histórico de la inmigración local por su cercanía geográfica.

En 2016, Argentina era el segundo destino mundial de los nacidos en la provincia, pero ha perdido atractivo en los últimos años y se coloca por detrás de los países europeos antes mencionados. Hoy se contabilizan 652 burgaleses en el país austral y el descenso se hace extensible a destinos hispanos de referencia como México (247) o Chile (176), y en los que también se encuentra Perú (130) y la República Dominicana (104).

Mención aparte merecen Venezuela, en el que la revolución bolivariana y la grave crisis económica en el que está inmerso resta un 17% de los autóctonos y, por contra, multiplica los venezolanos en España y también en Burgos. Brasil también resta en el último lustro un 13,6%.

Estados Unidos sigue siendo un referente a la hora de emigrar por su prosperidad económica y allí se radican un 8,4% más de autóctonos que hace un lustro. Colombia crece ligeramente (hasta los 106) tras superar los años negros de la violencia y el terrorismo. 

En definitiva, como ha ocurrido desde hace siglos, las expectativas de prosperidad animan o retraen el salto a América, donde hoy residen 2.806 burgaleses, el 39% de los emigrantes en el extranjero y un 5,3% menos que hace un lustro, según los últimos datos que está manejando el INE.

En un continente tan extenso y estratégico como Asia se localizan 184 burgaleses de nacimiento, un 12,79% menos que en 2016. Ha bajado ligeramente su población en China (44), en Filipinas (10), en Rusia (2) y, significativamente, en países árabes como Qatar (6), Emiratos (18) o Arabia Saudí (6). Hay uno más en Japón (21) y también en Israel (12). 

Aunque en su número son pocos, 162, Oceanía registra un incremento de la emigración del 15,7% en los últimos cinco años. Todos los aumentos se localizan en Australia, mientras que en Nueva Zelanda se mantienen 6.
En África residen 98 burgaleses, un 3,1% más que en 2016. El vecino Marruecos es el principal destino (22), le siguen Guinea Ecuatorial (9) y Sudáfrica (5).