scorecardresearch

Burgos busca 14 pisos para realojar a familias de El Encuentro

C.M.
-

Los interesados, particulares o empresas, que quieran vender sus viviendas dispondrán de 30 días desde la publicación del anuncio en la Plataforma de Contratación Pública para hacer sus ofertas

En 2021 el Ayuntamiento adquirió otros 14 alojamientos y ya se ha conseguido realojar en ellos a seis familias. - Foto: Jesús J. Matías

El Ayuntamiento de Burgos adquirirá otras 14 viviendas para realojar a familias del poblado chabolista de El Encuentro por un importe de 1.288.000 euros, según el acuerdo adoptado ayer en la Junta de Gobierno Local. Los interesados, particulares o empresas, que quieran vender sus pisos dispondrán de 30 días desde la publicación del anuncio en la Plataforma de Contratación Pública para hacer sus ofertas. 

Según explicó la concejala de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez, se ha ampliado el presupuesto respecto a la convocatoria del año pasado con el objetivo de poder acceder a viviendas un poco más grandes para familias con más miembros. De ahí que se pasará de un máximo de 80.000 euros a 95.000. 

En 2021 se adquirieron otros 14 alojamientos y ya se ha conseguido realojar en ellos a 6 familias, a las que hay que sumar otras dos que se ubicaron en pisos que se quedaron vacíos dentro del Programa Dual. Rodríguez confirmó que las otras diez viviendas se están acondicionando, de modo que en los próximos meses se pondrán a disposición de otras tantas familias.

Se ha tratado de que estén repartidas por diferentes zonas de la ciudad para evitar que se creen guetos. El objetivo es que poco a poco vaya desapareciendo este poblado chabolista. Las familias realojadas tendrán que abonar un alquiler simbólico de 90 euros al mes, además deben seguir un programa educativo que se presta a través de los técnicos del Programa Dual, que en la actualidad cuenta con 83 viviendas en las que residen 215 adultos y 108 menores.  

El Ayuntamiento, en colaboración con la Junta de Castilla y León, se ha marcado como objetivo que el poblado deje en un plazo de cuatro años y se proceda al derribo de las casas prefabricadas.