scorecardresearch

Un millón en reponer infraestructuras arrasadas por las riadas

A.C. / Medina de Pomar
-

Medina, Villarcayo, Espinosa o Cuesta Urria acudirán a las ayudas convocadas por el Ministerio de Política Territorial

Medina, Villarcayo, Espinosa o Cuesta Urria acudirán a las ayudas convocadas por el Ministerio de Política Territorial para reparar las infraestructuras dañadas por el agua. - Foto: A.C.

El 9 de diciembre, el río Trueba golpeó con fuerza en los municipios de Espinosa de los Monteros y Medina de Pomar. A su paso por la ciudad registró su segundo máximo histórico de altura y caudal desde que hay registros después de la inundación de enero de 2015. Con 383 metros cúbicos por segundo (en 2015 fueron 404), el Trueba devoró riberas, paseos, presas, puentes... Y el río Nela, en el que desemboca, no se quedó corto en los municipios de Villarcayo o la Merindad de Cuesta Urria. Ante la convocatoria de ayudas publicada en el BOE por el Ministerio de Política Territorial, que subvencionará el 50% del coste de los daños, los ayuntamientos ya preparan las solicitudes que rozarán el millón de euros de inversión.

Reponer infraestructuras es el objetivo del Ministerio, que ha reservado 29,7 millones a paliar las consecuencias de los sucesos acaecidos en agosto de 2020 y en septiembre, noviembre y diciembre de 2021 en diferentes comunidades autónomas. El plazo para solicitar las ayudas acaba el 17 de mayo, pero muchos ayuntamientos ya tienen los proyectos redactados e incluso obras acabadas. Es el caso de Medina de Pomar que ya en su día envió a la Subdelegación del Gobierno un primer informe de daños estimados en 186.900 euros. El mayor montante de esta cantidad será para construir una escollera que proteja el campo de fútbol municipal, a merced de que una nueva avenida lo destroce. Su coste suma 125.300 euros. Reparar el socavón de 2,5 metros de profundidad que se llevó el Trueba junto al medidor y cortó el paseo peatonal hacia Villacobos ha supuesto 24.000 euros. Está arreglado  desde hace unos días. En la solicitud de subvención al Gobierno, Medina también incluirá la reparación ya realizada del camino del parque de Villacobos a Pomar o del que va a la captación de Ciñares en Villatomil.

En Villarcayo, la cuantificación de los daños también lleva ya más de un mes hecha, puesto que se incluyó en los presupuestos municipales de 2022. El Ayuntamiento solicitará al Ministerio la ayuda para sufragar 265.440 euros, que se irán a hormigonar de nuevo el camino de Cigüenza a la potabilizadora y la estación de bombeo (89.000 euros);reparar las pasarelas peatonales del Soto (37.000)y Tubilla (8.000), daños en caminos de Bocos (93.000) y en la carretera de Nela, Torme y Villacanes.

Espinosa de los Monteros calcula el coste de los daños en 200.000 euros, puesto que algunas reposiciones de las riberas se ha logrado desde el Ayuntamiento que sean ejecutadas por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). La reparación de la rotura que recoge el agua en Bárcenas para bombearla al depósito de Espinosa y la renovación de esta infraestructura se llevarán casi 80.000 euros. El puente de la Rozada en Bárcenas ya está reparado tras invertir 50.000 euros, así como tareas de desatascamiento y reparación de la captación de agua en el río Mailo. Por su parte, desde el equipo de gobierno de Espinosa prevén que la CHE siga recuperando los 3.300 m2 de terreno devorados por el río junto al Bardal y actúe en el entorno de Las Machorras, en otros mordiscos a la ribera. Lo hará a partir de julio tras el parón obligado para respetar la nidificación de algunas especies.

La reparación de puentes, como el de Mijangos, sobre el Nela, cuyo coste se acerca a los 32.000 euros, será una de las principales peticiones de Cuesta Urria, mientras que Valdeporres tiene una factura de 263.000 euros para recuperar el puente que colapsó en Cidad por la riada del Engaña en noviembre.